Cuidado de los huesos, cómo hacer que duren más y mejor

carlosGeneral

Cuidado de los huesos

El esqueleto es el armazón con el que nos desplazamos durante nuestra vida. A su vez, algunas de sus partes están especialmente diseñadas para la protección, como el cráneo o la caja torácica. Solo tenemos un esqueleto y debemos preocuparnos por el cuidado de los huesos, ya que necesitan unas condiciones adecuadas para vivir. En Clínica Martín Gómez os las explicamos.

Qué hacer para el cuidado de los huesos

El esqueleto se desarrolla desde la vida embrionaria hasta que cumplimos 18 o 20 años, pero este esqueleto no es el definitivo, sino que poco a poco va a ir renovando el tejido óseo para darle la mayor durabilidad posible. Nuestro esqueleto combina dos propiedades básicas: la dureza y la elasticidad para poder sostenernos y a la vez ser capaces de absorber impactos con cierta intensidad.

Pero si queremos que nuestro esqueleto dure el mayor tiempo posible, debemos seguir unas pautas para el cuidado de los huesos, en Clínica Martín Gómez como traumatólogos especializados queremos aconsejaros que evitéis ciertas circunstancias que puedan provocar un deterioro precoz del esqueleto:

• El sobrepeso y la obesidad son una sobrecarga continua para el esqueleto, especialmente para las piernas y la espalda. Las personas con sobrepeso tendrán mayor dificultad de recuperarse frente a una lesión.
• El tabaco, es dañino para todos los órganos y también para nuestro esqueleto, siendo un factor de riesgo para osteoporosis, haciendo que una fractura no consolide o que una prótesis falle.
• El sedentarismo puede provocar la perdida de masa ósea y empeorar la artrosis. Nuestro esqueleto está pensado para moverse, en el momento en el que desarrollamos una vida totalmente sedentaria comienzan los problemas.
• Enfermedades que dañan el esqueleto como la osteoporosis, la diabetes, la artritis reumatoide o la insuficiencia renal.
• La mala técnica deportiva, al no utilizar adecuadamente nuestra anatomía en el deporte o incluso en el trabajo al sentarnos de forma inadecuada, podemos sufrir lesiones importantes o acelerar el deterioro de nuestro esqueleto.

Solo tenemos un esqueleto y es para siempre, cuídalo y estará preparado para décadas de actividad.