Peligros de correr una maratón

Clinica Martin GomezLesión deportiva

Peligros de correr una maratón

Correr una maratón puede ser sinónimo de tener una salud envidiable. Pero no siempre es así, correr y entrenarse para una prueba de larga distancia puede ser contraproducente. La exigencias de una maratón exponen al cuerpo a un nivel muy alto de estrés, ya que se requiere de una preparación específica y contar con una condición física previa al esfuerzo que se va a realizar. A continuación, veremos cuáles son los principales peligros de correr una maratón.

Información sobre la maratón

Uno de los maratones más conocidos es sin duda la New York City Marathon, es una maratón marcada con rojo en el listado de todo runner. Una experiencia única para unir pisadas a través de las grandes cinco áreas de la ciudad de los rascacielos. En la edición pasada participaron casi 51 mil corredores, de los que el 98,9% de los inscritos consiguieron terminar la prueba. Los 42 kilómetros, es la distancia objetivo de los integrantes, requieren de entrenamiento duro y una precondición física adecuada a la intensidad de la carrera. Son muchas las lesiones leves y también algunas graves de las personas que participan en la prueba.

La maratón es una de las pruebas deportivas más exigentes y requiere de una preparación específica

Según datos médicos, en los más de 3.000 maratones que tuvieron lugar en Estados Unidos entre 2000 y 2009 hubo 28 fallecidos. Otros datos interesantes, es cómo en los últimos años, el maratón de Londres ha tenido que dar asistencia médica a un promedio de 5.000 personas de las más de 35.000 que participan en la prueba. Con este artículo pretendemos concienciar de la importancia de evaluar nuestra capacidad física, entrenar nuestras articulaciones, músculos, etc. En definitiva, adecuar nuestra condición física al nivel e intensidad de las carreras, y realizar una prueba de esfuerzo antes de correr una distancia larga nos ayudará a evitar los peligros de correr una maratón.

Lo que debes saber como corredor

Para cualquier corredor la importancia y atención reside en sus piernas, ya que su función principal es la de cargar peso y la locomoción. Aunque no hay que olvidar que en las piernas existen muchas articulaciones diferentes que permiten el movimiento. Las distintas articulaciones las podemos clasificar en grupos según el rango de movimiento:

  1. Articulaciones fibrosas: No se mueven.
  2. Articulaciones cartilaginosas: Tienen un rango limitado de movimiento.
  3. Articulaciones sinoviales: Son las articulaciones con mayor gama de movimiento.

Las articulaciones sinoviales son las más conocidas por los corredores, ya que son las que favorecen el movimiento. Son altamente móviles y están compuestas por una combinación de cartílago y una cápsula sinovial.

La cápsula sinovial secreta un líquido llamado líquido sinovial que ayuda a que las articulaciones puedan moverse con mayor facilidad y deslizamiento. Las articulaciones sinoviales que localizamos desde la cadera a la rodilla tienen diferencias en cuanto a movimiento se refiere. Por un lado, la articulación de la cadera son del tipo “esférica”, ya que tienen forma de bola y una cavidad o receptáculo y se caracterizan por el movimiento en cualquier dirección. Por otro lado, la rodilla, es una articulación sinovial compleja del tipo “bisagra”  cuyo movimiento permite que puedan ser extendidas o dobladas.

Peligros de correr una maratón

A continuación, señalamos los principales peligros de correr una maratón:

Corazón

Correr afecta al corazón y aumenta su tamaño ya que debe compensar el incremento de sangre que necesita distribuir alrededor del cuerpo cuando hace ejercicio. Los corazones grandes pueden producir arritmia, o latidos irregulares, que pueden causar la muerte. Las muertes vinculadas a trastornos en el corazón es una de las mayores causas de muerte. Hay un porcentaje pequeño de corredores que pueden padecer defectos congénitos en el corazón, pero es importante mencionar que al prácticar una actividad deportiva exigente podrían tener riesgo de sufrir una muerte súbita.

Deshidratación

Correr 42 kilómetros es llevar al cuerpo a sus límites, y prueba de ello es la cantidad de agua que perdemos durante el desarrollo de la carrera. El principal problemas de los participantes de maratones, es tanto por la falta de líquido como por el exceso (hiponatremia). La disminución de sodio en el cuerpo y la falta de reposición de las sales minerales afecta a los músculos, de manera que pierden su capacidad de coordinar las transmisiones que le envía el corazón, lo que puede causar un paro cardiorrespiratorio repentino. A su vez, el no reponer las sales minerales puede provocar una inflamación de las células del cerebro siendo muy peligroso.  Entre los síntomas para detectar la falta de líquido se encuentra los mareos y ganas de vomitar.

Músculos y articulaciones

Las mayoría de las lesiones sufridas por los corredores son leves, como torceduras o esguinces, pero también pueden sufrir problemas musculares más graves o trastornos que necesiten un proceso de recuperación más largo. Podemos destacar la rotura de fibras musculares, la rotura de un menisco en la rodilla o un espolón calcáneo.

Sistema inmunológico

Ser activos y realizar ejercicio diario ayuda al organismo, pero llevar tus capacidades a un nivel extremo puede ser contraproducente. El efecto es un sistema inmune debilitado y la exposición a infecciones respiratorias.

Irritación por fricción

El correr durante un período de tiempo largo ocasiona un roce constante de la piel con el material de la ropa que se está utilizando. Esta fricción puede generar irritación en diferentes partes del cuerpo, que pueden convertirse en heridas abiertas. Hay cremas para tratar de evitar el efecto del roce y ropas deportivas con materiales adecuados para las pruebas de largas distancia, pero en algunos casos estas prevenciones no son suficientes.

Aprende a evitar cualquier riesgo cuando corras una #maratón #LesionesDeportivas Clic para tuitear

Consejos para prevenir las lesiones

  • El calentamiento al inicio de la carrera y el enfriamiento al finalizar la carrera son fundamentales para reducir la probabilidad de lesiones y reducir el dolor muscular.
  • Evitar el exceso de entrenamiento. Se debe intentar ser progresivo en el aumento del ejercicio y/o intensidad.
  • Escuchar al cuerpo y hacer descansar los músculos para mantenerlos en buen estado y sin dolor.
  • Usar un calzado bueno y adecuado.
  • Fortalecer otras partes del cuerpo con la combinación de otro tipo de ejercicios como la natación, ciclismo o senderismo.
  • Cambiar de superficie y correr en suelo blando puede ayudar a poner menos presión sobre las piernas y previene la tensión en los pies.
  • Usar las medidas de rehabilitación para prevenir lesiones más complejas. Darse masajes o terapia en frio aliviará pequeñas lesiones.
Resumen
Peligros de correr una maratón
Título
Peligros de correr una maratón
Descripción
Correr una maratón puede ser sinónimo de tener una salud envidiable. Pero no siempre es así, correr y entrenarse para una prueba de larga distancia puede ser contraproducente. La exigencias exponen al cuerpo a un nivel muy alto de estrés. Veamos cuáles son los peligros de correr una maratón.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
2 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 5 (2 votos, promedio: 5,00 de 5, valorado)
Cargando…