¿Qué es la trocanteritis?

TrocanteritisLa trocanteritis o bursitis trocantera se produce por una inflamación de la bursa que hay en la zona del trocánter, en la zona lateral de la cadera junto a la cabeza del fémur. La bursa es una bolsa lleno de líquido sinovial que sirve como cojín para evitar que se rocen y se desgasten los músculos, tendones, huesos y articulaciones por el movimiento.

La bursitis trocantérica ocurre cuando la bursa de la cadera se inflama e irrita. Este es uno de lo motivos más habituales de dolor de cadera. La bursa que cubre la parte exterior de la cadera se llama trocante mayor. En función de la zona puede ser trocanteritis izquierda o trocanteritis derecha.

Anatomía de la cadera

Antes de hablar de las causas por las que aparece la trocanteritis de cadera debemos saber cómo es la anatomía de la cadera y su funcionamiento. La cadera tiene:

  • Huesos: coxal (formado por el isquion, el ílion y el pubis) y el fémur. Componen la articulación coxofemoral
  • Ligamentos: el ligamento isquiofemoral, el ligamento iliofemoral, el ligamento redondo y el ligamento pubofemoral.
  • Una cápsula articular.
  • Cartílagos articulares.
  • Músculos: los principales son los glúteos, los isquiotibiales, los cuádriceps, y los aductores. Son los encargados de realizar los diferentes movimientos de la cadera (extensión, aducción, rotación interna y externa, flexión y abducción).
  • Bursas: trocantérea profunda y trocantérea superficial.

¿Qué causas provocan la trocanteritis?

La trocanteritis o bursitis trocantera se produce por el aumento de tensión o de tracción entre ciertos músculos que genera fricción sobre la la bolsa de amortiguación, favoreciendo su inflamación e irritación, provocando el dolor en el trocánter. Las causas de este aumento pueden ser:

  • Uso excesivo o tensión de la cadera al hacer ejercicio o estar parado durante períodos prolongados.
  • Lesión de la cadera, al sufrir una caída.
  • Tener una pierna que es más larga que la otra.
  • Espolones óseos en la cadera.
  • Problemas de la columna vertebral, incluyendo escoliosis y artritis de la columna vertebral.
  • Desbalance muscular que pone más tensión alrededor de los músculos de la cadera.
  • Infección, es muy poco frecuente.

Algunos problemas de salud también pueden causar bursitis de la cadera, incluyendo:

  • Artritis reumatoide
  • Gota
  • Pseudogota
  • Diabetes

Factores de riesgo de la trocanteritis

Hay varios factores predisponen a padecer la bursitis trocantérea y entre ellos están:

  • Lesiones de cadera como caerse sobre ella.
  • Enfermedades como escoliosis o la artritis vertebral lumbar.
  • Dismetría de los miembros inferiores
  • Espolones o depósitos de calcio.
  • Cirugías en la cadera donde las prótesis puedan causar irritación en la articulación.
  • Artritis reumatoide.
  • Sobrepeso.
  • Exceso de actividad física.

¿Qué síntomas tiene la trocanteritis?

El síntoma principal es el dolor. Se presenta en el lateral de la pierna, especialmente en determinadas situaciones. A continuación, vamos a ver todos los posibles síntomas:

  • Dolor en la articulación de la cadera que también se puede sentir fuera del muslo
  • Dolor que es punzante o intenso al principio, pero puede volverse más un dolor continuo
  • Dificultad para caminar
  • Rigidez de las articulaciones
  • Inflamación y calor de la articulación de la cadera
  • Sensación de atrapamiento o chasquido

Como ya hemos comentado al inicio, el dolor aparece con determinados movimientos. Veamos cuales:

  • Levantarse de la silla o de la cama
  • Estar sentado por un período prolongado
  • Subir las escaleras
  • Dormir o acostarse sobre el lado afectado

¿Cómo prevenir la bursitis trocantérea?

La bursitis trocantérea no siempre se puede prevenir. Sin embargo, existen ciertos aspectos sobre los cuales se puede incidir para su prevención, o en caso de presentarla, evitar que se agraven los síntomas.

  • No realizar actividades que sobrecargan la cadera.
  • Evitar actividades repetitivas.
  • Realizar ejercicio físico para mantener la fuerza y flexibilidad de los músculos, la salud de las articulaciones y evitar el sedentarismo.
  • En caso de presentar dismetría de los miembros inferiores, utilizar plantillas que permitan compensar la diferencia entre ambas piernas.
  • En caso de sobrepeso u obesidad, complementar el ejercicio físico con una alimentación saludable.

Tratamiento para la trocanteritis

Tratamiento no quirúrgico

En la mayoría de casos de bursitis trocantera el paciente no necesita intervención quirúrgica. En estos casos se recomienda:

  • Poner hielo en la zona indicada, 2 o 3 veces al día, durante unos días.
  • Tomar medicamentos antinflamatorios como ibuprofeno o naproxeno para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Evitar actividades físicas que empeoren el dolor como correr por pendientes.
  • Cuando se vaya a la cama no se acueste del lado donde este el dolor. Ayuda a amortiguar poner una almohada entre las piernas.
  • Es recomendable no estar mucho tiempo parado de pie.
  • Si el paciente tiene sobrepeso, lo más indicado es adelgazar un poco.
  • Los estiramientos y los ejercicios posturales que ayudan a recuperar la posición idónea de la misma, cuando el problema sea un desequilibrio en la pelvis.

Tratamiento quirúrgico

  • Extraer líquido de la bursa.
  • Extraer la bursa en caso de que no mejore con los anteriores tratamientos.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,78 de 5)
Cargando…