¿Qué es la tendinitis tibial?

Tendinitis tibial pieLa tendinitis tibial se trata de un dolor intenso en la cara interior del tobillo y aunque esta lesión se parece mucho a la periostitis tibial, cuando comprobamos que el dolor proviene del tendón del músculo tibial no queda duda.

Este músculo recorre la pierna hasta el dedo gordo del pie y permite la flexión del dorso del pie a la pierna, así como también la supinación del pie.

¿Qué causas provocan la tendinitis tibial?

La tendinitis se produce cuando el músculo tibial se contrae o se estira y se pone tensión a través del tendón. Si esta tensión es excesiva debido a demasiada repetición o demasiada fuerza, puede dañar el tendón lo cual provoca la tendinitis.

Esta problemática se produce debido a actividades que provocan grandes cantidades de estrés al tendón tibial, desde caminar rápido, correr hasta una actividad deportiva.

También puede darse la tendinitis tibial a causa de un rozamiento directo en el tendón tibial, esto puede ocurrir debido a la excesiva rigidez de los cordones de los zapatos.

¿Qué síntomas tiene la tendinitis tibial?

Los síntomas que presenta la tendinitis tibial son los siguientes:

  • Dolor en la parte delantera de la espinilla.
  • Dolor en el tobillo.
  • Dolor en la totalidad del pie al realizar actividades que generen estrés al tendón tibial.
  • Dolor al caminar o correr.
  • Patear un objeto con el pie apuntado hacia arriba.
  • Dolor al presionar el tendón tibial.
  • Hinchazón y enrojecimiento en la parte anterior del tobillo.
  • Crujidos al mover el pie hacia arriba y hacia abajo.
  • Debilidad al levantar el pie hacia arriba.

¿Qué tratamientos hay para la tendinitis tibial?

El tratamiento para la tendinitis tibial en gran parte es de sentido común, comenzaría pues en parar la actividad que está generando ese estrés al tendón tibial.

Después se pasaría a gestionar todas las disfunciones articulares que pueden estar provocando esta problemática, para así tratar el problema de raíz. Por otro lado la propia tendinitis se trataría de la siguiente manera:

  • Realizando estiramientos leves y masajes en la zona del tendón para destensarlo.
  • Estiramientos en el talón de Aquiles.
  • Cuando el dolor es intenso, con terapia de frío aplicado en la zona.
  • Electroterapia.
  • Fisioterapia.
  • Antiinflamatorios.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…