¿Qué es la fascitis plantar?

Fascitis plantarLa fascitis plantar es un dolor muy común en la planta del pie, más centrado en el talón y se da en todo tipo de personas, tanto si practican deporte como si no. A pesar de ser una lesión bastante frecuente existe mucho desconocimiento sobre la misma.

Se trata de una inflamación o irritación que afecta a la fascia o aponeurosis plantar, el tejido que sostiene el arco del pie, y que va desde el calcáneo (zona del talón) hasta la zona metatarsal (zona justo antes de llegar a los dedos). Este dolor puede empeorar al caminar o practicar deporte si no se trata correctamente.  

¿Qué causas producen la fascitis plantar?

Aunque la fascia esté diseñada para ser el soporte de todo nuestro peso, el abuso o presión del tejido puede generar dicha inflamación que de paso la rigidez y el dolor en el talón.

Hay diferentes causas que pueden dar lugar a la fascitis plantar:

  • Obesidad.
  • Arco del pie muy pronunciado.
  • Sedentarismo o lo contrario, pasar demasiado tiempo de pie.
  • Debilidad en la musculatura del pie.
  • Calzado inadecuado.
  • Mal acondicionamiento físico.

Y muchos más motivos proporcionados por el abuso o descontrol que tenemos de nuestro cuerpo en relación a la manera en que tratamos la planta de nuestros pies.

Quiénes tienen mayor propensión a sufrir fascitis plantar

En primer lugar, la fascitis plantar es un tipo de afección común entre runners de larga distancia y personas que se inician al deporte, pero también puede afectar a personas con el arco plantar demasiado pronunciado o plano, y a personas con sobrepeso. Aunque sin ninguna duda, una de las principales causas es la forma de pisar. Los píes valgos y los píes cavos son los que más sufren la fascitis. Puede parecer extraño que dos tipos tan distintos puedan generar esta patología pero es debido a la disminución en el apoyo que sufre ambos píes de la zona lateral externa, provocando una mayor tensión en la fascia. Respecto a la forma de pisar son los pronadores los que presentan una mayor propensión a sufrirla.

¿Qué síntomas tiene la fascitis plantar?

Los síntomas de la fascitis plantar son los siguientes:

  • Dolor en la base del pie o talón.
  • Dolor al finalizar la práctica de un ejercicio.
  • Dolor tras un periodo de reposo: pasar la noche durmiendo, estar sentado durante un tiempo… Este dolor cesa tras caminar unos minutos.

¿Qué tratamientos hay para la fascitis plantar?

Hay dos maneras de tratar la fascitis plantar, sin tratamiento quirúrgico o con él.

Tratamiento conservador

Sin el tratamiento todo comienza en la prevención, intentando corregir los fallos que tenemos en nuestro día a día, sobre todo si practicamos deporte, cómo por ejemplo apoyar bien el pie, hacer estiramientos, etc.

Pero también existen algunas terapias y técnicas que pueden solucionar la fascitis plantar:

  • Medicamentos antinflamatorios: aunque reducen la inflamación son una solución temporal, ya que no se recomienda el uso de estos más de un mes.
  • Estiramientos de la fascia plantar.
  • Zapatos ortopédicos: son un elemento que se adecua perfectamente a las necesidades del pie y por lo tanto de la fascia, evitando desgarros e inflamaciones por forzar el tejido.
  • Férulas para la noche: de esta manera se estira la fascia aún reposando.

Tratamiento quirúrgico

Este tipo de tratamientos se toman en consideración una vez todo lo no quirúrgico no ha dado resultado:

  • Liberación de la fascia plantar: proceso en el que se corta parcialmente el ligamento de la fascia para liberar la tensión del tejido. Esta operación se recomienda sólo una vez las demás técnicas no han funcionado.
  • Recesión gastrocnemio (gemelos): tratamiento en el que se alarga los músculos de los gemelos para liberar la presión que tienen contra la fascia plantar.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…