Luxación de rótula

Clinica Martin GomezRodilla

luxacion de rotula

La rodilla es una de las articulaciones más importantes que tenemos y de las que más sufre por soportar todo nuestro peso. La rodilla nos da la oportunidad de poder caminar, correr, saltar y en definitiva desplazarnos de forma efectiva. Por todas estas funciones que desempeña, es una de las articulaciones que más sufre y con un porcentaje alto de lesión. El tipo de lesión en la rodilla suele ser en la rótula que por su situación y función puede verse afectada por factores genéticos o causas externas. Hoy queremos hablar de la luxación de rótula, una de las lesiones más comunes en la articulación de la rodilla. Te recomendamos seguir leyendo para descubrir qué provoca esta lesión y cómo tratarla.

¿Qué es la rótula?

La rótula es el hueso sesamoideo más grande del cuerpo humano. Este hueso sesamoideo de la pierna se le llama así por encontrarse envuelto por el tendón distal del cuádriceps crural. Es corto, esponjoso en forma de triángulo curvilíneo con dos caras, anterior y posterior, una base, un vértice y dos bordes laterales.

Se encuentra localizado en la parte anterior de la rodilla. Su vértice se articula con el fémur La rótula es un hueso plano y redondeado que se encuentra incluido en el tendón terminal del músculo cuadriceps femoral y está situado por delante de la extremidad inferior del fémur. Los problemas rotulianos causan dolor anterior de rodilla, dificultad para arrodillarse, acuclillarse, subir o bajar escaleras y cuestas, saltar, correr o incluso caminar.

¿Qué sucede en una luxación de rótula?

Cuando sufrimos una luxación de rótula, es porque la rótula se sale de su sitio debido a un traumatismo directo o indirecto. Nos referimos a un traumatismo directo cuando por un golpe o contacto se produce en el traumatismo. Decimos que ocurre un traumatismo indirecto cuando la persona sufre una lesión al girar o hacer algún movimiento forzado. Cuando esto ocurre, hay que acudir rápido al médico de urgencia para que pueda reducir o recolocar la rótula en su posición lo antes posible.

Síntomas de la luxación de rótula

Los síntomas característicos de una luxación son los siguientes:

  • Inflamación en la articulación de la rodilla
  • Dolor alrededor de la rótula
  • Movilidad limitada en los movimientos de la rodilla
  • Desplazamiento de la rótula

Es importante destacar que algunas personas tienen una predisposición a sufrir una luxación de rótula, debido a cuestiones de debilidad o incoordinación muscular, laxitud ligamentosa y sobre alteraciones anatómicas de la tróclea femoral o la rótula. Entre las últimas que hemos mencionado podemos encontrar la báscula o la subluxación rotuliana externa, la rótula o patela alta y la displasia de la tróclea femoral.

Diagnóstico de luxación de rótula

Para obtener un diagnóstico, lo primero que debemos hacer es asistir a un médico, para poder prevenir cualquier complicación en la articulación de la rodilla. Nuestro médico nos realizará una evaluación detallada y nos pedirá solicitar, si lo viera necesario, unas radiografías para verificar si hay fracturas.

Sí, es cierto que la rótula puede volver a su posición de forma espontánea antes de que podamos visitar a nuestro médico. Pero, aunque esto pueda ocurrir, es importante que asistas a la consulta del especialista para descartar cualquier lesión interna de la rodilla.

El especialista con la evaluación y exploración de la rodilla podría diagnosticar una luxación. En el caso que la rotula haya vuelto a su posición normal, el médico igualmente puede diagnosticar la luxación al encontrar sangre dentro de la articulación y el dolor del paciente al movilizar la articulación.

Tratamiento de luxación de rotula

El tratamiento mas adecuado para la luxación de rótula seria:

  • Visitar al médico para que pueda volver a poner la rótula en su lugar
  • Utilizar un inmovilizador de rodilla o una ortesis
  • En los casos que la rodilla siguiera siendo inestable, seria necesaria una cirugía

El médico realizaría una “reducción” con lo que desplazaría suavemente la rótula hasta su posición normal. Después, se coloca un inmovilizador de rodilla para evitar que se flexione o se utiliza un dispositivo ortopédico con bisagras. Este se suele recomendar usar durante varias semanas. Después de retirar el inmovilizador o el dispositivo ortopédico, se aconseja seguir unos ejercicios de fisioterapia para recuperar la fuerza muscular y mejorar el rango de movimiento de la rodilla.

Como decimos, si la rodilla siguiera siendo inestable después de utilizar las técnicas de inmovilización, o si la luxación fuera debida a la existencia de un fragmento óseo, sería necesaria la reparación quirúrgica de la articulación para prevenir futuras luxaciones. La intervención quirúrgica se puede llevar a cabo utilizando un pequeño tubo de visualización que el especialista introduciría en la articulación a través de una pequeña incisión (artroscopia) o mediante cirugía abierta, siendo una incisión algo más grande.

Resumen
Luxación de rótula
Título
Luxación de rótula
Descripción
La rodilla es una de las articulaciones más importantes y de las que más sufre. La luxación de rótula es una de las lesiones más comunes.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…