Para qué sirve el colágeno articular

Clinica Martin GomezLesiones articulares

Para qué sirve el colágeno articular

Es muy probable que hayas oído hablar de los beneficios del colágeno. Pero ¿sabes para qué sirve el colágeno y cuál es su función? Hay mucha leyenda alrededor de la proteína colágeno y su uso en las lesiones articulares. Para ayudarte, en este artículo encontrarás información sobre esta proteína tan importante y sus usos en la traumatología.

Qué es el colágeno

Se trata de una familia de proteínas de origen animal que se organizan formando fibras. Entre los componentes del colágeno figuran tres aminoácidos: glicina, lisina y prolina. Esta proteína es muy abundante en piel, huesos y articulaciones (ligamentos, tendones y cartílagos)

El colágeno es una proteína fundamental para el buen funcionamiento del organismo y representa más del 25% del contenido total de proteínas en los mamíferos. Por lo que es importante tener unos niveles óptimos de colágeno en nuestro cuerpo.

Tipos de colágeno

En el cuerpo humano hay más de 20 tipos de esta proteína, aunque por importancia y cantidad nos vamos a centrar en dos de ellos. Estos dos tipos de colágeno son:

Colágeno tipo I

  • Es el más abundante en nuestro cuerpo. Sobre todo en los huesos y tendones, la piel y la córnea
  • Aporta flexibilidad y elasticidad a los tejidos

Colágeno tipo II

  • Se encuentra principalmente en los cartílagos
  • Confiere resistencia a la presión

Para qué sirve el colágeno articular

El consumo de colágeno está viviendo tal auge que hasta en Mercadona nos lo podemos encontrar. Su consumo está muy extendido especialmente entre personas mayores con problemas de articulaciones, como artrosis o artritis, y deportistas, sobre todo ciclistas, que lo usan para lesiones degenerativas como osteoartrosis o condromalacia rotuliana. A pesar de esto, y de que muchos pacientes mejoran tomándolo, debemos decir que no se trata de un medicamento, ya que no tiene ningún mecanismo de acción.

Qué tipo de colágeno se debe tomar

Como ya hemos visto dentro de los diferentes tipos de colágeno, el tipo I y tipo II con los más importantes, y ambos tienen una composición de aminoácidos muy similar. Lo que los diferencia es en cómo se unen y se estructuran estos aminoácidos. Las estructuras diferentes son las que confieren diferentes funciones a los dos tipos de colágeno: colágeno tipo I (flexibilidad) y colágeno tipo II (resistencia a la presión).

Cuando ingerimos colágeno hidrolizado, el intestino absorbe los aminoácidos que viajan por la sangre hasta llegar a los diferentes tejidos. Las células de cada tejido son las que recomponen los aminoácidos y fabrican colágeno. Por lo que es indiferente si el colágeno es tipo I o II. Lo importante cuando tomamos un complemento alimenticio a base de colágeno es asegurar que la toma diaria es de 10 g de colágeno hidrolizado. Esta es la cantidad mínima de colágeno para cuidar las articulaciones y la piel.

De dónde podemos obtener el colágeno

Como acabamos de decir la cantidad diaria recomendada para que aparezcan los beneficios terapéuticos es de 10 gramos al día. Para conseguir esta cantidad, hay una serie de alimentos, que nos lo pueden aportar. Principalmente se puede encontrar en tres tipos de alimentos:

  • Carnes: los callos, los morros, las patas de vaca, las manitas de cerdo o los caldos de hueso, entre otros, son ricos en proteínas y colágeno.
  • Pescados: si bien el porcentaje de colágeno en los pescados es menor, en comparación con las carnes, estos también poseen una importante cantidad de esta proteína, en concreto en la escamas.
  • Gelatinas: la gelatina posee casi un 90 por ciento de la proteína del colágeno; además es baja en calorías.

Para no llevar una dieta muy monótona, basada en estos alimentos para obtener los 10 gramos de colágeno al día, otra opción es usar complementos alimenticios. Es una alternativa ideal, ya que tomándonos una pastilla al desayunar, podemos cubrir la cantidad.

Además de las personas que ya hemos visto que se les recomienda tomar colágeno, también deberían consumir otros tres segmentos muy concretos:

  • Mujeres: tienen más posibilidades de padecer problemas articulares a lo largo de su vida debido a, entre otros factores, los cambios hormonales, que se producen durante la menopausia o después de los embarazos. Según diferentes estudios científicos, hasta el 84% de las mujeres que han pasado por la menopausia tienen problemas articulares, por la disminución de estrógenos.
  • Deportistas: hay más de 14 millones de deportistas en España y el 33 por ciento tiene dolor en las articulaciones.
  • Vida activa: el 40 por ciento de la población entre 45-65 años tiene problemas articulares.

Es importante seguir siempre la recomendación de su médico y buscar aquel colágeno que tenga ingredientes eficaces y científicamente probados. Con frecuencia se hallan combinados con otros productos que pueden contribuir a enriquecer el colágeno como el ácido hialurónico y los mucopolisacáridos.

Esperamos que el artículo haya servido para despejar un poco todos los mitos y leyendas que hay alrededor del colágeno. Y queremos recordar también que se debe tomar ajo la recomendación y supervisión médica.

Resumen
Para qué sirve el colágeno articular
Título
Para qué sirve el colágeno articular
Descripción
El colágeno se suele usar con frecuencia en lesiones articulares pero, ¿sabes para qué sirve el colágeno articular? Te contamos sus beneficios
Autor