El síndrome de pies ardientes o de Grierson-Gopalan causa una sensación bastante molesta de calor, hormigueo o pinchazos en esta zona del cuerpo, en especial por la noche. A lo largo de este artículo vamos a hablar de qué consiste, por qué se produce y cómo podemos tratarlo.

Qué es el síndrome de pies ardientes

Tener los pies calientes por la noche puede parecer que no es muy importante. Sin embargo, quienes sufren el síndrome de Grierson-Gopalan, conocido también como síndrome de pies ardientes, saben bien que se trata de algo muy serio. Es tal la sensación de ardor en la planta de los pies que sufren estas personas que les impide dormir, y el paciente se ve obligado a sacarlos de la cama y ponerlos sobre algo frío para conseguir aliviarse. En ocasiones, además también puede notar una molesta sensación de pinchazos o agujas clavándose en sus pies.

Síntomas del síndrome de pies ardientes

Una de las características de este trastorno es que los síntomas empeoran por la noche y suelen mejorar durante el día. Sus síntomas más habituales son:

Sensación de calor o ardor en los pies

Habitualmente, esta sensación se centra solo en la planta de los pies, pero puede también notarse en el dorso, tobillos y en la cara posterior de la pierna.

Hormigueo

Algunos pacientes describen tener una sensación de hormigueo o de ‘pinchazos de agujas’ en las extremidades inferiores.

Causas de la sensación de ardor en los pies

Las causas de esta afección son muy variadas, aunque a menudo se desconoce su origen. Puede ocurrir como un síntoma aislado, o como parte de un grupo de síntomas asociados con diferentes patologías, aunque se suele relacionar con alguno de estos problemas:

Carencia de vitaminas del tipo B

Es la causa más aceptada por los especialista. Se ha atribuido a déficits de diferentes vitaminas, sobre todo de la riboflavina (vitamina B2), pero también del ácido nicotínico (vitamina B3), de la tiamina (vitamina B1) y de la piridoxina (B6). La carencia de estas vitaminas del tipo B provoca a alteraciones en el metabolismo celular de los tejidos, que pueden causar una estimulación anormal y excesiva, o disminuir el umbral del dolor del nervio periférico.

Neuropatía periférica

Se cree que el síndrome de pies ardientes puede ser la fase inicial de la neuropatía que se manifiesta cuando hay deficiencia de vitamina B12, antes de que aparezcan los síntomas neurológicos.

Absorción deficiente de nutrientes

Algunas enfermedades provocan la mala absorción de estos nutrientes en el intestino delgado, como el alcoholismo crónico, el síndrome de mala absorción o la desnutrición.

Síndrome del túnel del tarso

El nervio tibial posterior pasa por una zona cerca del talón y por la planta del pie, llamado túnel tarsiano. Cuando ese nervio se encuentra comprimido, por una inflamación u otra causa, puede causar sensación de ardor, hormigueo, y es conocido como síndrome del túnel del tarso.

Cómo se diagnostica el síndrome de Grierson-Gopalan

No es fácil diagnosticar el síndrome de pies ardientes o síndrome de Grierson-Gopalan, porque como hemos comentado, se asocia a un amplio espectro de patologías. Al no existir una prueba concreta, el médico basará su diagnóstico en función de los resultados de las siguientes pruebas:

Tratamiento del síndrome de pies ardientes

El tratamiento del síndrome de pies ardientes va a depender de los resultados de las pruebas anteriores y de las causas responsables de la aparición de este trastorno. Lo habitual es seguir las siguientes pautas:

Resumen
Qué es el síndrome de pies ardientes
Título
Qué es el síndrome de pies ardientes
Descripción
Una lesión en el pie no muy conocida es el síndrome de pies ardientes. En este artículo explicaremos en qué consiste y cómo tratarla
Autor
Editor
Clínica Martín Gómez Traumatólogos
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.