Una de las nuevas tendencias en cirugía es el uso de la artroscopia en las intervenciones. Son muchas las ventajas que tiene esta técnica respecto a la cirugía abierta. En este artículo vamos a ver en concreto la artroscopia de muñeca, y recuerda que si buscas un traumatólogo en Granada, en nuestra clínica lo encontrarás.

En qué consiste la artroscopia de muñeca

Es una cirugía en la que se usa una cámara e instrumentos quirúrgicos de dimensiones reducidas para examinar o reparar tejidos dentro o en la zona de la muñeca. La cámara que se usa recibe el nombre de artroscopio.

Esta técnica le facilita al médico detectar lesiones y hacer reparaciones en la muñeca sin realizar grandes cortes en la piel y el tejido. Esto genera un menor dolor y recuperarse con mayor rapidez que con la cirugía abierta.

Cómo se hace la artroscopia

Lo más normal es que el paciente reciba anestesia general antes de esta cirugía. Esto significa que estará dormido durante la operación y no sentirá dolor. También se le puede aplicar anestesia regional. Su brazo y muñeca estarán anestesiados para que no sienta ningún tipo de dolor.

Durante la intervención, el cirujano realiza los siguientes pasos:

  • Se introduce el artroscopio en la muñeca a través de una pequeña incisión. El artroscopio va conectado a un monitor de video que hay en el quirófano. Esto le permite al traumatólogo ver el interior de la articulación.
  • Se revisan todos los tejidos de la muñeca, que esta compuesta por cartílagos, huesos, tendones y ligamentos.
  • Se soluciona cualquier lesión o tejido dañado. Para esto, el médico hace entre 1 a 3 incisiones más a través de las cuales se van a introducir los otros instrumentos. Se repara un desgarro en un músculo, tendón o cartílago.

Al final de la operación, las incisiones se cierran mediante suturas y se cubren con un vendaje. La mayoría de los traumatólogos cogen imágenes del monitor de vídeo durante el procedimiento para mostrarle al paciente lo que encontraron y cómo se solucionó.

El médico puede decidir realizar una cirugía abierta si hay mucho daño. Esto quiere decir que al paciente le harán una incisión grande para que el cirujano pueda acceder de manera directa a los huesos, músculos y ligamentos.

Por qué se realiza esta intervención

Los pacientes pueden necesitar una artroscopia de muñeca si tienen alguna de estas lesiones o patologías:

  • Dolor en la muñeca: La artroscopia le permite al médico explorar lo que está provocando el dolor.
  • Extirpar un ganglio: Se trata de un saco pequeño, lleno de líquido que crece de la articulación de la muñeca.No es grave pero puede ser doloroso y puede llegar a limitar la movilidad la muñeca.
  • Desgarros de los ligamentos: Un ligamento es una tejido que une a dos huesos. Los ligamentos en la muñeca ayudan a mantenerla estable y son los que hacen que se mueva. Los ligamentos que han sufrido un desgarro se pueden tratar con esta cirugía.
  • Liberación del túnel carpiano: El síndrome del túnel carpiano sucede cuando el nervio y tejidos de la muñeca se inflama y se irrita. Con la artroscopia de muñeca, la zona por la que pasa el nervio puede hacerse más grande para aliviar la presión y el dolor.
  • Fractura de la muñeca: Se puede usar para extraer pequeños trozos de hueso y realinear los huesos de la articulación.

Después de la artroscopia

  • El paciente se puede ir a casa el mismo día de la intervención después de una hora en la sala recuperación. Es recomendable contar con alguien que lo lleve a casa.
  • Mantener la muñeca elevada por encima de la altura del corazón durante dos o tres días para ayudar a reducir la inflamación y el dolor. También se puede aplicar una compresa fría para ayudar con la hinchazón.
  • Mantener el vendaje limpio y seco.
  • El paciente puede tomar analgésicos, si fuese necesario, siempre y cuando el traumatólogo diga que es seguro hacerlo.

Ventajas de la artroscopia de muñeca

Para realizar esta intervención se usan pequeñas incisiones en la piel, por lo que en comparación con la cirugía abierta, el paciente tendrá:

  • Menor dolor y rigidez en la articulación durante la recuperación.
  • Menos complicaciones en el postoperatorio.
  • Recuperación más rápida.

Las pequeñas incisiones se curarán rápidamente y es posible que el paciente sea capaz de reanudar sus actividades cotidianas en pocos días. En el caso que fuese necesario reparar mucho tejido en la muñeca, esto puede tardar varias semanas en sanar.

Al paciente se le enseñará cómo hacer ejercicios suaves con los dedos y la mano. El traumatólogo también puede recomendar que visite a un fisioterapeuta para que le ayude a recuperar el pleno uso de la articulación.

Para finalizar, le volvemos a recordar que si necesita un traumatólogo en Granada que realice una artroscopia de muñeca en la clínica Martín Gómez lo podrá encontrar. También somos especialistas en artroscopia de tobillo.

Resumen
Encuentra traumatólogo en Granada para artroscopia de muñeca
Título
Encuentra traumatólogo en Granada para artroscopia de muñeca
Descripción
Si sufres molestias en la muñeca y estás buscando a un traumatólogo en Granada para una artroscopia de muñeca, en nuestra clínica lo encontrarás.
Autor
Editor
Clínica Martín Gómez Traumatólogos
Logo