Blog Traumatología
Cita Online

Anatomía del tobillo

anatomía del tobillo
Clínica Martín Gómez - Traumatólogos
Clínica Martín Gómez - Traumatólogos

Clínica de traumatología en Granada

Las articulaciones son zonas muy sensibles de sufrir lesiones traumatológicas y de vital importancia para realizar todas las actividades diarias, de ahí que sea relevante conocer cómo están formadas y su funcionamiento. Hoy traemos un artículo sobre la anatomía del tobillo, donde explicamos todo sobre esta articulación.

Anatomía del tobillo

Huesos

La articulación del tobillo está compuesta por tres huesos: el peroné, la tibia y el astrágalo. Los dos primeros conforman una bóveda en la que encaja la cúpula del tercero. Esto permite los movimientos de giro hacia delante y hacia atrás, los movimientos de flexo-extensión del pie. En el movimiento lateral, los topes del maleolo peroneo y maleolo tibial, dos apéndices óseos que continúan peroné y tibia, impiden un movimiento completo de giro lateral aunque permiten su inicio.

El astrágalo se apoya sobre el calcáneo formando una articulación bastante plana, sin gran movimiento. Esta articulación subastragalina es una zona sensible, ya que soporta la transmisión de fuerzas del peso corporal. Cuando se deteriora el cartílago de esta articulación, empieza a producirse artrosis y dolor, que suele requerir la intervención quirúrgica.

El astrágalo se articula, siguiendo la dirección que lleva a los dedos, con el escafoides y el cuboides, situados en la zona interna y externa del pie, respectivamente. Entre el escafoides y la línea formada por los metatarsianos, están las denominadas tres cuñas. Los metatarsianos tienen unas bases casi planas y unas cabezas esféricas para articularse con las primeras falanges de los dedos.

Ligamentos del tobillo

Las articulaciones necesitan de ligamentos que unan los huesos que las forman, impidiendo su separación, su desplazamiento, su luxación y permitiendo los movimientos. Los principales ligamentos de tobillo y pie son:

  • Ligamento lateral externo. Partiendo de la punta del maléolo externo, el ligamento lateral externo se divide en tres fascículos, que anclándose en el astrágalo y en el calcáneo se encarga de sujetar lateralmente el tobillo. Si se rompen, se produce rápidamente una gran inflamación. La crioterapia supone la medida más sencilla y eficaz contra la inflamación, por lo que ante una torcedura de tobillo.
  • Ligamento deltoideo. En la parte interna del pie, este ligamento parte de la punta del maléolo interno y sujeta la cara interna del tobillo.
  • Ligamento sindesmal amarra la porción más distal de la tibia y el peroné para mantenerlos unidos en esa función de bóveda que presenta su superficie articular a la cúpula del astrágalo. Su rotura plantea muchos problemas, ya que tarda en cicatrizar mucho tiempo y puede dejar secuelas permanentes de dolor e inestabilidad.
  • En la parte posterior del tobillo existe también una red de ligamentos que unen la tibia y el peroné, la tibia con el astrágalo, etc… Hay que destacar el ligamento transverso, que se lesiona por el mismo mecanismo que la sindesmosis, de la que puede considerarse una prolongación posterior.

Músculos

  • Músculos extrínsecos del pie son los encargados del movimiento de tobillo y pie. Aunque están en la pierna, ejercen su tracción tirando de las inserciones óseas de tobillo y pie. Consiguen los movimientos de flexión dorsal, flexión plantar, inversión y eversión del pie.
  • Músculos intrínsecos del pie son los que, situados en el mismo pie, consiguen los movimientos de los dedos: flexión, extensión, abducción y aducción.
  • Flexores plantares. Son los que traccionan del pie hacia atrás y abajo (flexión plantar). Están situados por lo tanto en la parte posterior de la pierna, en la pantorrilla. Son el sóleo y los gemelos con el tendón de Aquiles, que es común a ambos.
  • Flexores dorsales son los que levantan el pie hacia arriba y están situados en la cara anterior de la pierna. Son el tibial anterior, el peroneo anterior y el extensor común de los dedos.
  • Inversores del pie. El tibial anterior se inserta en el primer metatarsiano y la primera cuña.
  • Eversores del pie. El peroneo lateral largo y el peroneo lateral corto se insertan en la primera cuña y base del primer metatarsiano mientras que el peroneo anterior se inserta en las bases del cuarto y quinto.
  • La aponeurosis plantar es una estructura anatómica que hay que tener muy en cuenta pues, cuando se inflama, da lugar a las temidas fascitis plantares , muy molestas e incapacitantes. Es una estructura que conforma el suelo de la bóveda plantar y que se inserta en la porción inferior del calcáneo.

Principales lesiones del tobillo

Fracturas de Tobillo

Las fracturas de tobillo son el tipo más frecuente de fractura tratado por los cirujanos ortopédicos. Se producen por movimientos forzados del pie en aducción, abducción, pronación, supinación, combinados, torsión y choque vertical .

Las fracturas por encima de la sindesmosis no afectan directamente a la articulación tibioperonea-astragalina por lo que no suelen tener más complicación que la posible rigidez post-inmovilización; la afectación propia de la articulación es de más difícil recuperación salvo reducción perfecta.

Esguince de Tobillo

El tobillo se estabiliza lateralmente por los ligamentos laterales siendo el externo (LLE) el que con más frecuencia se lesiona, a su vez de los 3 fascículos que componen el ligamento el mas afecto en los esguinces suele ser el peroneoastragalino anterior (LPAA); siendo raro las lesiones del ligamento lateral interno (LLI).

Los esguinces de tobillo se producen por movimientos bruscos donde la articulación describe un movimiento de aproximación + rotación interna del pie o lo que es lo mismo por una hiperinversión que supera la elasticidad del ligamento.

Fascitis Plantar

Por fascitis plantar se entiende una inflamación aguda de la aponeurosis plantar del pie. El síntoma principal es dolor plantar en el talón o en la zona media de la planta del pie, el cual no suele deberse a un traumatismo, sino al desgaste por el trabajo habitual que realiza, es decir, al microtraumatismo repetitivo. El problema se puede ver causado o agravado por un calzado inadecuado, así como por malas posturas, trabajo excesivo de esta zona.

Tendinitis Aquílea

La tendinitis aquílea es una lesión por sobrecarga del tendón de Aquiles, la banda de tejido que conecta los músculos de las pantorrillas en la parte trasera de la parte inferior de la pierna con el hueso del talón.

La tendinitis aquílea ocurre, con mayor frecuencia, en corredores que aumentan la intensidad o la duración de sus carreras de manera repentina. También es frecuente entre las personas de mediana edad que practican deportes, como tenis o básquetbol, solo los fines de semana

Resumen
Anatomía del tobillo
Título
Anatomía del tobillo
Descripción
Las articulaciones son elementos fundamentales del cuerpo para las actividades diarias. Hoy os explicamos la anatomía del tobillo
Autor
Editor
Clínica Martín Gómez Traumatólogos
Logo
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir el chat