Blog Traumatología
Cita Online

Qué es la entorsis de tobillo y cómo tratala

entorsis de tobillo
Clínica Martín Gómez - Traumatólogos
Clínica Martín Gómez - Traumatólogos

Clínica de traumatología en Granada

Una entorsis de tobillo es un tipo de esguince de tobillo, siendo una de las lesiones más frecuentes entre los deportistas. Se trata de una lesión de tobillo que se debe supervisar por un especialista para que no se cronifique y vaya a más. En este artículo vamos a explicar en qué consiste esta lesión y cómo podemos tratarla.

Qué es la entorsis de tobillo

El tobillo es una articulación fundamental a la hora de hacer deporte, especialmente para la carrera y salto. Por este motivo, está expuesta a un gran número de lesiones, sobre todo en los momentos más intensos de la actividad física.

Su movimiento se reduce a la flexoextensión, siendo otras articulaciones como la mediotarsiana y subastragalina las que permiten al pie adaptarse a terrenos irregulares. Esto hace que tenga una mayor dimensión a lo que podemos considerar funcionalmente como el tobillo.

La disposición de la tibia y el peroné, así como el encaje del astrágalo otorgan, junto con elementos capsuloligamentosos, tendinosos, así como elementos propioceptivos de gran estabilidad a ésta zona.

Para comprender las lesiones como la entorsis del tobillo, es necesario conocer que el astrágalo, una parte fundamental en la transmisión de las fuerzas que genera el cuerpo hacia el pie. Se trata de un elemento pasivo, ya que no tiene motorizaciones propias. Es por tanto los elementos laterales al hueso las que con más frecuencia se suelen dañar cuando realizamos un mal gesto del pie.

Durante la flexión de la articulación astragalina, esta se mantiene perfectamente asegurada entre la pinza que forman la tibia y peroné, pero cuando se produce la extensión es cuando aumentan los momentos inversores que comprenden flexión plantar, aducción y supinación. Si a esto le unimos la disposición retrasada del maléolo peroneal hace que tanto la cápsula articular como ligamentos se vuelvan especialmente vulnerables, aunque no son las únicas estructuras implicadas ante una eventual lesión por entorsis.

Tipología de los esguinces

La lesión de entorsis de tobillo se puede clasificar en 3 grados que se enmarcan de menor a mayor gravedad, en función de los daños que se producen:

  • Tipo I: Llamado también esguince leve, se trata de una distensión de partes blandas. Requerirá de algunas sesiones de fisioterapia y de 1 o 2 semanas de reposo.
  • Tipo II: Es cuando se producen roturas fasciculares que precisan de un tratamiento. Se suele hinchar el pie y puede aparecer un edema. Necesita de un periodo mayor de recuperación, de entre 2 a 4 semanas.
  • Tipo III: Lesión grave en la que existe una rotura, pérdida de continuidad ligamentosa. Generalmente se tiene que tratar con una intervención quirúrgica y su recuperación se mueve entre 1 y 2 meses.

Factores de riesgo de la entorsis

Los principales factores de riesgo de esta lesión son:

  • Edad: Con el paso de los años las articulaciones van perdiendo movilidad y ganando en rigidez. Esto hace que cualqueir movimiento brusco, pueda causar una lesión.
  • Deporte intenso: Hay cierto tipos de deportes que generan una exigencia mayor a la articulación del tobillo. Todos aquellos donde haya saltos y cambios de dirección bruscos, aumentan el riesgo. Entre estos está el fútbol, baloncesto o tenis.
  • Superficies irregulares: Realizar deporte sobre superficies irregulares, aumenta considerablemente el riesgo a sufrir una lesión articular.
  • Historial de lesiones previas en la articulación
  • Sobrepeso
  • Uso de calzado inapropiado
  • Traumatismos en la articulación

Tratamiento

Lo primero que debemos hacer con esta lesión es reducir el dolor y contener la inflamación. Para ello aplicamos, durante las primeras 72 horas, se aplicará una fórmula que consiste en alternar reposo, hielo, compresión y elevación. Una vez hemos conseguido contener el dolor se procede a inmovilizar la articulación con un vendaje específico que debe ser realizado por un especialista cualificado. El objetivo tiene que ser inmovilizar, pero a la vez de mantener el pie en una posición correcta. Un vendaje realizado de manera deficiente puede empeorar la situación.

Pasadas tres semanas en las que el uso de muletas por parte del paciente es imperativo, se considera que las fibras lesionadas han cicatrizado, realizando por tanto una nueva valoración y aconsejando, si la evolución es la esperada, rehabilitación. En caso de lesión grave los tiempos pueden variar si se precisa de una intervención quirúrgica reparadora ante una rotura total, que consiste en una artroscopia de tobillo.

Es importante realizar controles posteriores ya que éste tipo de lesión no está exenta de complicaciones posteriores que precisen de intervenciones por parte del podólogo complementarias.

Resumen
Qué es la entorsis de tobillo y cómo tratala
Título
Qué es la entorsis de tobillo y cómo tratala
Descripción
El esguince de tobillo tiene varios grados en función de la gravedad de los daños. El más leve de todos es la entorsis de tobillo
Autor
Editor
Clínica Martín Gómez Traumatólogos
Logo
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir el chat