Contusión articular: una lesión invisible

Clinica Martin GomezLesiones articulares

Contusión articular

Las contusión articular son traumatismo de origen físico que ocurren al recibir algún golpe, caída, o cualquier impacto que no ocasiona heridas abiertas, pueden ser leves, o provocar fracturas o lesiones internas. Hoy hablaremos de cómo reconocerlas y qué hacer ante una contusión articular.

¿Qué es una Contusión Articular?

Como hemos comentado, ocurre a consecuencia de golpes, caídas o impactos recibos sobre la piel, pero sin llegar a romper su continuidad ni ocasionar heridas abiertas. Sin embargo, no debemos despreocupar una contusión por el hecho de no encontrar sangre o ser una herida abierta, ya que un golpe de intensidad moderada podría ocasionar daños en músculos, tendones, e incluso órganos internos, dando lugar a fuertes hemorragias internas.

La contusión es una lesión bastante frecuente entre las personas que practican deporte, sobre todo de contacto

Las contusiones suele ser lesiones muy comunes en cualquier accidente. Y sus cuidados pueden ser atendidos por cualquier persona que pueda proporcionar los primeros auxilios, por lo que en los siguientes puntos hablaremos de los procedimientos a seguir para minimizar los riesgos.

Contusiones más comunes

A continuación, enumeramos las zonas del cuerpo más vulnerables a sufrir contusiones:

Cabeza: en los niños los golpes en la cabeza son muy comunes. Varios son los motivos; Los niños desde que nacen tienen la cabeza en desproporción con el cuerpo, por lo que les resulta más difícil de estabilizar. Por lo general, la altura de los más pequeños de la casa suele coincidir con el mobiliario, por lo que sufren pequeñas colisiones. Aunque un golpe en la cabeza suele asustar, en la mayoría de las veces la contusión deja un chichón que es doloroso al tacto, pero que desaparece al cabo de cuatro o cinco días.

Rodillas: las rodillas suele ser centro de contusiones por ser articulaciones prominentes y poco protegidas. Ante cualquier caída, suelen ser el punto de apoyo, recibiendo el impacto.

Manos: Al igual que las rodillas, las manos suelen protegernos en caídas frontales como acto reflejo para apoyarnos y proteger la cara del golpe. Las articulaciones de la muñeca, el codo y el hombro actúan como amortiguadores y absorben el impacto, pero el contacto con el suelo lo hacen las manos.

Tipos de contusiones

Vamos a clasificar los tipos de contusiones según intensidad del impacto, y la gravedad, teniendo en cuenta que las lesiones pueden ir desde la rotura de pequeños vasos, hasta la lesión de órganos o tejidos internos.

Contusiones comunes y mínimas: no son de riesgo y no precisan tratamiento. Puede ocurrir por cualquier golpe que rompe pequeños capilares y provocan enrojecimiento local de la zona, que desaparece al cabo de unos minutos.

Contusiones leves o de primer grado: el golpe o caída causa la rotura de capilares y algunos vasos sanguíneos locales y superficiales; en la piel aparece un cardenal de color rojo violáceo a causa de la salida de la sangre fuera del sistema circulatorio. En cuatro o cinco días desaparece.

Contusiones moderadas o de segundo grado: el impacto es más fuerte, y afecta a vasos mayores que al romperse acumulan líquidos en la zona lesionada, causando así un hematoma. Aparece dolor en la zona e hinchazón, con una coloración morada. Suele reabsorberse, aunque tarda algo más de tiempo en desaparecer que las leves.

Contusiones graves o de tercer grado: aunque el golpe no dañe ni rompa la superficie de la piel, lesiona los vasos de manera que la sangre deja de irrigar la zona, lo que provoca la necrosis (o muerte) de los tejidos. En este caso, la zona lesionada estará fría, inflamada y dura. Este tipo de golpes suelen ocasionar también fracturas y daños en órganos internos. Suelen ocurrir en accidentes de tráfico.

Descubre qué es una contusión articular y cómo podemos tratarla para recuperarnos lo antes posible Clic para tuitear

Qué hacer con una contusión articular

Las contusiones mínimas y leves no requieren una atención especial. Pero se recomienda aplicar frío local para calmar la pequeña molestia.

Las contusiones moderadas y graves se pueden tratar aplicando:

  • Frío local durante las primeras 24 horas.
  • Reposo para evitar movimientos. Si la contusión ocurre en alguna extremidad, mantenerla en alto para ayudar a bajar la inflamación.
  • Si se sienten mareos, malestar general, o la zona lesiona toma posturas no normales, se debe sospechar de fractura o lesiones internas y acudir de inmediato a su médico. En caso de fracturas se llevaría a cabo una inmovilización de la extremidad.
  • Baños de contraste; sobre todo las contusiones en manos, pies o dedos se tratan metiendo alternamente la extremidad en agua caliente y fría, con un tiempo de inmersión de 4-5 minutos cada una durante unos 20 minutos al día.
  • Si se produce una contusión en la cara o en la zona ocular, los signos serán muy llamativos, ya que la gravedad hará descender la sangre por toda la cara. Se aplica las mismas medidas, en caso de estar afectada la zona ocular es muy importante visitar al médico.
  • Pomadas que nos ayudan a la reabsorción de los líquidos y cuyo principio activo es el ibuprofeno o el ácido acetil salicílico.
Resumen
Contusión articular: una lesión invisible
Título
Contusión articular: una lesión invisible
Descripción
Las contusión articular son traumatismo de origen físico que ocurren al recibir algún golpe, caída, o cualquier impacto que no ocasiona heridas abiertas.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…