Grados de torcedura de tobillo

Clinica Martin GomezTobillo

torcedura de tobillo

La torcedura de tobillo es una lesión frecuente entre deportistas, niños y adolescentes (ya que en edades próximas a la pubertad se produce un incremento de la elasticidad), aunque cualquier persona está expuesta a poder sufrirla. La mayor parte de los casos suceden cuando se giran o cambian de dirección demasiado deprisa el tobillo o cuando el pie se tuerce hacia un lado. Además de frecuente al hacer mucho deporte, es posible hacerse un esguince al pisar mal o al tropezar en unas escaleras. En este artículo te explicaremos en qué consisten los esguinces de tobillo, los distintos tipos que existen y cómo tratarlos.

¿Qué es una torcedura en el tobillo?

Las torceduras son lesiones de tobillo, en los ligamentos que unen los huesos entre sí en las articulaciones. Se causan cuando los ligamentos se estiran más allá de su límite o se rompen. Cuando los ligamentos sufren una simple distensión o estiramiento, se cataloga como esguince de grado I. Si viene acompañado por un desgarro parcial es de grado II y si la rotura es total, es de grado III. Los esguinces de tobillo en función del gradosuelen requerir un tiempo de reposo para curarse muy diferente, y que en los casos más graves, pueden ser varios meses.

Los niños más pequeños tienen los ligamentos más fuertes que las líneas de crecimiento de los huesos, lugar por donde se suelen romper, conocido como epifisiolisis. El factor que más influye en padecer un esguince es haber tenido uno previamente.

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas de las torceduras son dolor, problemas para andar o incluso al apoyar el pie. El dolor suele aparecer cuando se empieza a andar, aunque también cuando se «enfría» la articulación. Además, también se suele hinchar bastante.

La inflamación se suele producir delante de la punta del hueso, con forma de un pequeño “huevo”. Además con frecuencia viene acompañado de una rotura de pequeños vasos venosos sin mayor consecuencia ni gravedad pero que puede causar que aparezca un hematoma.

La movilidad del tobillo no se ve afectada, aunque si se reproduce el dolor cuando se gira luego hacia adentro, tensando la zona lesionada. El dolor se puede señalar de manera muy precisa, ya que es muy parecido a que nos clavaran una aguja.

Grados de torcedura de tobillo

Como ya hemos comentado, en función de los daños que sufrimos, la torcedura se puede clasificar en 3 grados que van de menor a mayor gravedad:

  • Grado I: es la menos grave. Los ligamentos sufren una ligera distensión, es decir, solo una pequeña micro-rotura. La sensación de dolor es poca, más bien una molestia, y no suele ir acompaña de inflamación.
  • Grado II: este grado es medio. Los ligamentos se rompen parcialmente y la articulación del tobillo se siente como demasiado laxa. Al paciente le suele costar apoyar el pie y poner peso sobre él. El dolor es mucho mayor que en el grado anterior, y la inflamación si que causa problemas para caminar con normalidad.
  • Grado III: estos esguinces son los más graves, ya que se trata de una rotura completa del ligamento del tobillo. Duele mucho, se hincha, va acompañado de un hematoma y en general no se puede apoyar el pie desde el principio. Es posible que el dolor sea tan grande que el paciente se puede llegar a marear cuando se produce. En algunos casos muy extremos puede ir acompañado de pequeñas fisuras óseas.

¿Cómo tratar una torcedura?

Te ofrecemos algunos consejos que se puede hacer para tratar un esguince de tobillo, aunque en los casos más graves, lo recomendable es acudir al especialista. Alguna pautas a seguir son:

  1. Es muy importante comenzar eltratamiento en los primeros dos o tres días desde la torcedura, con independencia de si el esguince leve, moderado o grave.
  2. No dejar de mover la articulación. Si el esguince de tobillo no está acompañado de una fractura, no debemos dejar de moverlo. En caso de mantenerlo quieto, se producirá una atrofia muscular y una pérdida de propiocepción.
  3. Aplicar un vendaje funcional para poder andar lo antes posible. Se trata de un vendaje que se puede aplicar en el tobillo y restringe la movilidad.
  4. Si pensamos que sufrimos una torcedura, deberemos aplicar frío en el tobillo nos más sufrir la lesión para controlar la hinchazón. Además también se puede tomar un antiinflamatorio, elevar el pie y pedir el asesoramiento a un especialista.
Resumen
Grados de torcedura de tobillo
Título
Grados de torcedura de tobillo
Descripción
Existen diferentes grados de torcedura de tobillo que nos van a indicar los daños que sufre el paciente y el tratamiento a seguir
Autor