Son muchas las técnicas que se pueden usar para el tratamiento de las lesiones articulares. En función de la lesión se utilizará un método u otro. Una de las más reconocidas es la artrolisis. En este artículo vamos a ir desgranando en qué consiste esta intervención y en qué patologías está recomendada.

Qué es la artrolisis

La artrolisis es una técnica quirúrgica que se utiliza para liberar y extraer una bandas fibrosas y las adherencias que se ubican dentro de las articulaciones que hay en el cuerpo humano. Este método se suele usar cuando la articulación se queda rígida y cuesta moverla con normalidad.

Causas de la rigidez articular

Son muchas causas por las que una articulación puedes quedar rí­gida, provocando por ejemplo una capsulitis, pero los más relevantes son:

  1. Tras un traumatismo o una fractura, suele ser la más frecuente
  2. Tras una inmovilización prolongada de la articulación
  3. Consecuencia de algunas enfermedades como hipotiroidismo o Diabetes
  4. Idiopáticas

Síntomas

Algunos síntomas que pueden necesitar de ser intervenidos mediante la artrolisis son los siguientes:

Qué articulaciones se ven afectadas

Puede ocurrir en cualquiera de la articulaciones pero suele ser más habituales por su mayor frecuencia la rodilla, el hombro, el codo y la muñeca.

Tratamiento

Ante la rigidez articular, lo primero es usar un tratamiento conservador antes de apostar por la artrolisis. Una vez que el paciente no mejore su sintomatología, se tendrá que realizar la intervención para eliminar el problema. A continuación, vamos a ver las dos opciones:

Conservador

  1. Se debe empezar con sesiones de rehabilitación de Fisioterapia, Hidroterapia y tomar algún tipo de analgésicos para aliviar el dolor.
  2. Si esto no da resultado, plantearemos una infiltración en la articulación lesionada.
  3. En la actualidad hay otras opciones, como la hidrodilatación de hombro, que están dando muy buenos resultados para tratar estas patologías.

Quirúrgico

En caso de que no funcione nada , y después de al menos 6 meses de tratamiento conservador, se optará por la cirugía llamada, que puede ser:

  1. Abierta: En la actualidad es poco frecuente y consiste en: Abordajes amplios, liberar el tejido celular subcutáneo, extirpar las adherencias, dejar un drenaje y cierre no muy prieto.
  2. Cerrada (artroscopia): Se puede realizar en la mayoría de los casos y favorece a una recuperación más rápida.

Vamos a ver cómo sería la intervención en la Rodilla:

Postoperatorio

  1. Inmediato :Fisioterapia incentiva en la zona libre de dolor teniendo en cuenta la extensión completa y la movilidad rotuliana. Ejercicios pasivos bajo tracción y drenaje linfático.
  2. Seguimiento posterior: Realizar ejercicio que cause dolor. En caso necesario, ejercicios con férula motorizada durante cuatro semanas postoperatorias. No se realizarán ejercicios de musculación y de máquinas durante tres meses postoperatorios como mí­nimo.

¿Qué pasa si reaparece la rigidez articular?

Por desgracia esto ocurre en ocasiones. En ese caso puede ser eventualmente necesario repetir las intervenciones artroscópicas para mejorar la movilidad, como ensanchamiento del espacio articular, resección de los osteofitos (osteoplastia), la extirpación de las adherencias y liberaciones.

Resumen
Qué es la artrolisis
Título
Qué es la artrolisis
Descripción
La técnica de artrolisis artroscopica es una de las más usadas para solucionar problemas en las lesiones articulares
Autor
Editor
Clínica Martín Gómez Traumatólogos
Logo