Qué es la hidrodilatación de hombro

Clinica Martin GomezLesiones hombro

hidrodilatación de hombro.

El hombro es una articulación muy sensible y que suele sufrir bastantes lesiones. Una de ellas es el hombro congelado o capsulitis adhesiva, una de las causas más limitantes y discapacitantes dentro de las lesiones que provocan dolor en el hombro. Se trata de una inflamación crónica del tejido conectivo que rodea la articulación del hombro y que puede durar de seis meses a dos años. Uno de los tratamientos recomendados es la hidrodilatación de hombro. Os contamos en qué consiste.

Síntomas previos

Ya tenemos un artículo específico donde hablamos de los síntomas y las fases pero la clínica típica es el dolor que va empeorando por las noches y la limitación de los movimientos del hombro con rigidez importante de la articulación. Los pacientes afectados se ven muy limitados en las actividades cotidianas de su vida diaria como el vestirse, peinarse o higiene personal.

La larga duración de esta lesión y lo lento de su evolución puede alterar el estado emocional de los pacientes provocando estrés y depresión reactiva por la frustración de no ver mejora en el día a día. El diagnóstico suele ser clínico, con una exploración física del médico. Las pruebas complementarias como la radiografía, ecografía y resonancia magnética se suelen realizar para descartar otras patologías.

¿Como tratar la capsulitis adhesiva del hombro?

Aunque se considera que la capsulitis adhesiva es un proceso auto limitado, muchos pacientes no terminan de recuperar el rango de movimiento completo o pueden tardar mucho tiempo en hacerlo, por lo que es importante que el paciente entienda bien el proceso y la historia natural del mismo. No existe un consenso cuanto al tratamiento óptimo, ya que cada caso es diferente, aunque se suelen aplicar diferentes modalidades en combinación.

La fisioterapia tiene por objetivo estirar o romper la cápsula articular mediante maniobras de estiramiento. Los ejercicios realizados por el fisioterapeuta pueden ser complementados con ejercicios en casa para estirar la cápsula articular con ejercicios de abducción, rotación externa e interna y flexión.

Las infiltraciones intraarticulares con corticoides, asociadas o no a técnicas de hidrodilatación procuran un alivio significativo de los síntomas durante varias semanas. Los corticoides son menos eficaces en los pacientes diabéticos y pueden alterar de forma significativa la glucemia por lo que ésta debe ser vigilada durante las primeras horas.

La última opción es la hidrodilatación del hombro, ya que al ser un técnica quirúrgica debe ser aplicada solo en pacientes que no mejoran con lo que hemos mencionado anteriormente.

¿Qué es la Hidrodilatación?

Se trata de una técnica mínimamente invasiva que consiste en introducir un líquido, generalmente suero fisiológico, dentro del hombro en el espacio intracapsular. El objetivo es el de aumentar el volumen dentro de la articulación y disminuir la rigidez capsular. La hidrodilatación del hombro es la única acción terapéutica que consigue acortar el tiempo de recuperación de una capsulitis adhesiva.

Procedimiento

Es una técnica indolora que se puede realizar de forma ambulatoria. El paciente no precisa ninguna preparación específica el día previo a la técnica. Se usan medidas de asepsia, para minimizar el riesgo de infección, y se aplica anestesia local. Se introduce suero fisiológico mediante una aguja, guiada con ecografía, en el espacio intracapsular.

Una vez realizada la técnica se realizan movilizaciones pasivas de la articulación. La duración de la técnica suele ser de unos 30 minutos y las molestias suelen ser locales que desaparecen a las horas siguientes.

Consiste en inyectar de manera controlada -bajo control ecográfico- un líquido a presión dentro de la articulación glenohumeral no en el espacio subacromial. Dentro del hombro. Hay que dejar claro que no se trata de la infiltración típica que se realiza en consultas sin control radio-ecográfico, esa es la infiltración subacromial.

El líquido inyectado a alta presión es una mezcla de anestésico local + cortisona + suero fisiológico. En casos de pacientes que padecen de diabetes se puede obviar la cortisona para evitar desajustes con el azúcar en sangre, e inyectar solo suero fisiológico + anestésico.

Esa inyección a presión, ese aumento de volumen, rompe la cicatriz establecida. Consigue «despegar las paredes» de la cápsula articular, con ello se recupera el volumen de la articulación y así se recupera el movimiento de la articulación y se alivia el dolor. Con la hidrodilatación de inmediato disminuye el dolor y se recupera balance articular (movimiento). Simplemente espectacular te lo aseguro.

Un acto médico que se realiza en unos pocos minutos con unos resultados muy esperanzadores para quien hasta ahora padecía de una capsulitis adhesiva de tratamiento lento. Antes de la hidrodilatación, el tiempo medio en recuperación de esta enfermedad no bajaba de los dieciocho meses -de media- de rehabilitación.

Resultados

La mejoría del rango articular se observa desde el primer momento con las movilizaciones pasivas. No hay contraindicaciones para volver a repetir la técnica si fuera necesario. El paciente debe seguir con ejercicios de rehabilitación hasta conseguir la recuperación completa. Es imprescindible continuar con la rehabilitación y la fisioterapia suave para la pronta recuperación.

Si en algún momento se realizara rehabilitación intensiva intentando forzar, estar sería contraindicada y el efecto sería el contrario, pues la cápsula articular, se «inflamaría» más y prolongaría el proceso. Mira si llega a ser importante la rehabilitación y realizar los ejercicios prescritos, que te voy a pasar el link de un post sobre.

Resumen
Qué es la fascitis necrosante
Título
Qué es la fascitis necrosante
Descripción
Los hombros son una zona delicada para sufrir lesiones. Una de las más importantes es la hidrodilatación de hombro. Os explicamos qué es
Autor