Qué es la estenosis de canal

Clinica Martin GomezTraumatologia

estenosis de canal

Hay lesiones de espalda que al no ser muy frecuentes, no son muy conocidas pero es bueno saber que existen. Este es el caso de la estenosis de canal. Para toda la gente que busca información sobre esta lesión hemos escrito este artículo explicando qué es, sus síntomas, causas y tratamiento.

Qué es la estenosis de canal

La estenosis de canal es una lesión que se produce por el estrechamiento del espacio que hay dentro de la columna vertebral, pudiendo causar presión a los nervios de la médula. La estenosis se suele ser más habitual en la región lumbar y cervical.

Síntomas

Lo primero que debemos saber es que no todas las estenosis de canal tienen por qué presentar síntomas. Para la que sí tengan, el más frecuente es el dolor, acompañado de un hormigueo y debilidad muscular. Los síntomas suelen ir a pero con el paso del tiempo. A nivel particular, en función de la región, los síntomas son:

Síntomas de la estenosis cervical

  • Dolor en el cuello
  • Problemas de equilibrio
  • Entumecimiento y/o debilidad en el brazo, mano, pierna o pie.

Síntomas de la estenosis lumbar

  • Dolor en la zona lumbar de la espalda
  • Entumecimiento y/o debilidad en la pierna o pie.
  • Malestar en una o las dos piernas al estar parado mucho tiempo.

Causas

La causa más habitual de la estenosis de canal es por el envejecimiento, que produciendo el desgaste en la columna vertebral. Sin embargo, hay más causas que pueden reducir el espacio dentro de la columna vertebral:

  • Crecimiento excesivo del hueso. Este crecimiento se puede deber a los osteofitos que se crean en las personas que tienen artrosis o por la enfermedad de Paget.
  • Hernias discales. Las almohadillas que sirven para amortiguar el espacio entre las vértebras se pueden fisurar, haciendo que parte del material se filtre al espacio, causando una presión en los nervios.
  • Ligamentos engrosados. Con el paso del tiempo, los ligamentos que mantienen unidos los huesos de la columna se tienden a engrosarse, sobresaliendo en el conducto.
  • Tumores. No son nada frecuentes pero en ocasiones puede ser que hay bultos anormales dentro de la propia médula espinal o en el espacio.
  • Lesiones por traumatismo. Los accidentes de coche o por impacto pueden provocar fracturas o dislocaciones de alguna vértebra. Al desplazar el espacio del canal puede verse alterado. Incluso los tejidos inflamados tras una operación en la espalda también pueden provocar el aumento de presión.

Diagnóstico

Como hemos dicho anteriormente, no todas las estenosis causan síntomas. Una vez se empieza a presentar debemos acudir al médico para que nos haga una exploración, un estudio de nuestro historial clínico y las pruebas pertinentes para saber de qué se trata. Los síntomas se empiezan a presentar poco a poco y van empeorando, y dependen de la zona afectada.

Lo normal es que nos mande alguna prueba médica de diagnóstico para ver más clara la lesión. Las pruebas más habituales que nos pueden mandar son:

  • Radiografías. Los rayos X sobre la zona dolorida, nos pueden mostrar alteraciones óseas, como los osteofitos, que pueden estar causando el dolor.
  • Resonancia magnética. La resonancia usa un potente imán y ondas de radio para generar imágenes de la columna vertebral. Con esta prueba podemos saber los daños en los discos y los ligamentos. Con la resonancia podremos ver el lugar donde está la presión.
  • Tomografía. En algunos casos, el especialista puede recomendar una tomografía en vez de una resonancia magnética. Se trata de una prueba que combina imágenes de rayos X para generar imágenes transversales detalladas. Antes de realizar la prueba se inyecta un tinte de contraste para resaltar la médula y los nervios.

Tratamiento

El tratamiento a seguir para tratar la estenosis va a depender de dónde se encuentre y de la gravedad de los síntomas que tenga el paciente. Para los casos más leves, puede ser bastante con el seguimiento en consultas periódicas y algún tipo de ejercicio en caso. Si no funciona, se puede recomendar tomar algún medicamento o sesiones de fisioterapia. En los casos más graves no queda otro remedio que pasar por quirófano.

Medicamentos

Normalmente los medicamentos que nos puede recomendar el especialista son:

  • Analgésicos. Lo más habitual es recomendar tomar de manera temporal ibuprofeno, naproxeno y paracetamol. Se suele recomendar solo para períodos cortos, ya que a largo plazo sus beneficios son limitados.
  • Medicamentos anticonvulsivos. Algunos anticonvulsivos, como la gabapentina y la pregabalina, se usan para disminuir el dolor provocado por lesiones nerviosas.
  • Opioides. Los medicamentos relacionados con la codeína, como la oxicodona y la hidrocodona pueden servir para aliviar el dolor a corto plazo. Sin embargo, hay que tener cuidado porque puede terminar causando adicciones si el uso es prolongado.

Sesiones de fisioterapia

Para no sentir dolor, lo normal es que las personas poco a poco vayan teniendo menos actividad, causando un debilitamiento muscular, que a su vez provoque más dolor. Las sesiones con el fisioterapeuta pueden servir para aprender ejercicios que nos ayuden a:

  • Incrementar la resistencia y la fuerza
  • Mejorar el equilibrio
  • Mantener la flexibilidad en la espalda

Intervención quirúrgica

Cuando otros tratamientos no han podido solucionar el problema o en casos graves, no queda otro remedio que someterse a una cirugía. El objetivo de la operación es disminuir la presión sobre la médula o los nervios, creando más espacio dentro del conducto. Se trata de descomprimir la zona de la estenosis para intentar resolver los síntomas.

En el mayor número de casos, las intervenciones lo que buscan es crear espacios que ayuden a reducir los síntomas y no suele presentarse ningún problema. Aunque en algunos pacientes, los síntomas permanecen o empeoran después de la operación. Otros contratiempos de la cirugía son las infecciones, desgarros en la membrana que recubre la médula espinal, coágulos sanguíneos en las venas de las piernas y deterioro neurológico.

Por eso, es importante acudir a especialista que estén bien formados para someterse a este tipo de tratamientos, evitando así cualquier tipo de riesgo.

Resumen
Qué es la estenosis de canal
Título
Qué es la estenosis de canal
Descripción
Hay algunas lesiones de espalda que no son muy frecuentes, y por tanto, no muy conocidas. Esto ocurre con la estenosis de canal. Descubre qué es
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…