Qué es la sindesmosis

Clinica Martin GomezTobillo

sindesmosis

Hay muchas lesiones de tobillo que se puede producir por muchos factores. Dentro de la lesiones menos habituales esta la sindesmosis. Esta patología puede provocar unas limitaciones bastante grande en los pacientes. Por ello, hemos decidido escribir sobre esta lesión.

Qué es la sindesmosis

La sindesmosis es una articulación fibrosa que une huesos separados por una amplia distancia con una lámina de tejido fibroso, ya sea un ligamento o una membrana fibrosa. Constituye importantes estructuras protectoras contra movimientos excesivos en la columna vertebral y elementos de refuerzo en algunas articulaciones.

Se puede clasificar en dos:

  • Por membrana: se localiza entre los huesos del antebrazo y la pierna (membrana interósea) y los huesos de la bóveda craneal en el recién nacido (fontanelas).
  • Por ligamentos: se localizan entre los arcos vertebrales, las apófisis espinosas y transversas de las vértebras y las porciones distales de los huesos de la pierna, entre otras.

Los ligamentos del tobillo son, junto con la propia congruencia articular, los principales estabilizadores estáticos del tobillo. La lesión de una o varias de estas estructuras contribuirá a la inestabilidad del tobillo y, como consecuencia, a un dolor crónico y lesiones secundarias en dicha articulación.

La importancia de la sindesmosis es debida a que hasta casi el 13% de las fracturas de tobillo asocian una lesión de la misma y entre el 18 y el 20% de los diagnósticos de “esguince” de tobillo se corresponden con lesiones de la sindesmosis del tobillo.

Las lesiones que afectan a los ligamentos de la sindesmosis requieren periodos más largos de inmovilización y de recuperación, por lo que es importante sospechar la lesión de la misma, para así realizar un diagnóstico y un tratamiento precoces y adecuados, puesto que la ausencia de diagnóstico o la demora en su tratamiento pueden implicar graves consecuencias para la articulación del tobillo.

Sindesmosis tibiofibular

La unión entre la tibia y el peroné es una articulación de tipo fibroso, donde ambos huesos están unidos por una lámina de tejido fibroso. Carece de cartílago articular a excepción de su parte más distal. Este tipo específico de articulación se denomina sindesmosis.

La parte articular de la tibia que pertenece a la sindesmosis presenta una morfología triangular cóncava y de superficie rugosa, de base distal y con el vértice a 6-8 cm de la articulación tibiotalar. El margen anterolateral de la tibia forma el tubérculo anterior, mientras que el posterolateral forma el tubérculo posterior.

La superficie articular de la sindesmosis que ofrece el peroné presenta una forma triangular convexa, con un tubérculo anterior denominado Wagstaffe-Le Fort y un tubérculo posterior de menor importancia.

Diagnóstico

Son varios los síntomas que al traumatólogo le van a dar indicios de esta lesión. Los más relevantes son:

  • Test de rotación externa: con el paciente sentado, estabilizar la tibia en su tercio medio, y con la otra mano llevar el pie a rotación externa. Dolor en la zona de la sindesmosis sería indicativo de lesión.
  • Test de la pierna cruzada: con el paciente sentado, pedirle que se cruce de piernas, con la afectada por encima, de manera que la parte proximal del peroné quede comprimida con la rodilla de abajo. Si esto provoca dolor a nivel distal, seria indicativo de lesión de la sindesmosis.
  • Squeeze test: con el paciente sentado o acostado, realizar una compresión de tibia y peroné de forma latero-medial en su tercio medio. Dolor en la zona de la sindesmosis sería indicativo de lesión
  • Palpación: dolor exquisito a la palpación de la sindesmosis en su región anterior.

Lamentablemente no son suficientes para diagnosticarla ya que no tienen buena confiabilidad entre diferentes evaluadores, así como también baja sensibilidad y especificidad,

Por otro lado, la resonancia magnética es una herramienta confiable para detectar una lesión de la sindesmosis. Su sensibilidad y especificidad es comparable a la de una visión artroscópica. Además, permite visualizar lesiones del cartílago que muchas veces acompañan a esta lesión

Tratamiento

La estabilidad de esta articulación sindesmótica como ya hemos comentado depende de 3 ligamentos: Uno anterior, uno posterior y uno interóseo. De acuerdo a cuantos sean los ligamentos lesionados, es el grado de inestabilidad que puede presentar:

  • Grado 1: sindesmosis estable, con dolor local moderado y hallazgos radiográficos normales. Suelen mejorar con tratamiento conservador
  • Grado 2: lesión sindesmótica parcial con hallazgos radiográficos normales pero test de rotación externa y squeeze test positivos. Son los más difíciles ya que la literatura difiere entre tratamiento conservador o quirúrgico debido a los métodos diagnósticos inadecuados para diferenciar entre estable e inestable
  • Grado 3: ruptura completa de los ligamentos de la sindesmosis, con hallazgos radiográficos patológicos (diástasis visible de la articulación). Es de resolución quirúrgica.

No existe actualmente un programa óptimo de rehabilitación consensuado, pero los especialistas recomiendan dividirlo en 3 fases para un tratamiento conservador. Este tratamiento está indicado para las lesiones de grado 1 y en menor medida en las grado 2.

La primera fase es corta de no carga, pasando luego a limitar la rotación externa del pie durante unas 4-6 semanas Por último, habrá que usar algún tipo de brace que comprima la sindesmosis y la mantenga estable durante otras 4-6 semanas.

Durante estas 3 fases, se deberá recuperar movilidad, fuerza, estabilidad, llevando posteriormente a situaciones más demandantes dentro de la vida diaria así como también deportiva.

Los periodos de tiempo que hemos recomendado son relativos a la recuperación de la funcionalidad del paciente, así como también de la presencia o no de lesiones asociadas. Por lo que se puede acortar o incluso saltear alguna de las fases que hemos dicho.

Resumen
Qué es la sindesmosis
Título
Qué es la sindesmosis
Descripción
Hay lesiones de tobillo que no son muy conocidas pero que pueden ser muy limitantes. Esto ocurre con la sindesmosis. Veamos qué es
Autor