Qué es y cómo se hace la prueba del cajón

Clinica Martin GomezRodilla

prueba del cajón

Una de las lesiones más graves en el deporte, son las de rodilla, concretamente la de la rotura del ligamento cruzado anterior. Para salir de dudas hay que hacer una prueba médica pero hay algunas señales que nos pueden ayudar en el diagnóstico. Cómo ha sido la lesión, el tipo de dolor o la prueba del cajón. Este test nos puede servir como una primera prueba de la rotura del ligamento. En este artículo vamos a contar qué es y cómo se realiza esta prueba.

Para qué sirve el test del cajón

El ligamento cruzado anterior está situado en la articulación de la rodilla y es el encargado de unir la parte posterolateral del fémur con la parte antero-medial de la tibia. Su funciona es dar estabilidad a rodilla, evitando el desplazamiento hacia delante de la tibia con respecto al fémur. Junto con el ligamento cruzado posterior y los ligamentos colaterales medial y lateral dan a la rodilla estabilidad para que la articulación pueda realizar sus movimientos normales.

La prueba de cajón es un test que se puede hacer para saber si el ligamento cruzado anterior está roto. Debemos decir que no se trata de una prueba concluyendo, ya que cada persona tiene una elasticidad diferente del ligamento y pueden aparecer tanto falsos positivos como falsos negativos. Sin embargo, es buena hacerla en un primer momento para poder empezar a plantearnos la gravedad de la lesión.

Cómo se hace la prueba del cajón

Para hacer la prueba correctamente se deben seguir las siguientes pautas:

  • Posición del lesionado: Sentado con la cadera y la rodilla de la pierna que se quiere diagnosticar debe estar en flexión formando un ángulo de 90 grados.
  • Posición del especialista: Debe situarse junto al paciente, estabilizando con el muslo la pierna lesionada. Las manos deben sujetar la pierna a a la altura de la primera de la rodilla, cerca a la interlínea articular femorotibial. Los pulgares se deben colocar en la interlínea articular por la cara anterior para que puedan palpar.
  • Acción a realizar: Se tiene que hacer fuerza como para provocar un deslizamiento anterior de la meseta tibial.
  • Prueba positiva: La prueba del cajón se considera positiva cuando existe deslizamiento evidente de la articulación. En función del movimiento, si el deslizamiento es de 5 mm se considera grado I, un deslizamiento de 5 a 10 mm se clasifica como grado II y si es más de 1 cm se cataloga como grado III.

Variación de la prueba

Hay una variación del test más cómoda para la cual se deben seguir los siguiente pasos:

  • Posición del lesionado: decúbito supino. La cadera y la rodilla de la pierna a evaluar deben estar en flexión de 90 grados y esta vez estabilizamos con una cincha la pierna del participante.
  • Posición del especialista: en bipedestación. Igualmente, una mano palpa la interlínea articular por la cara anterior de la pierna, mientras que la otra sujeta la tuberosidad de la tibia con la 1era comisura de la mano.
  • Acción a realizar: se realiza una fuerza dorsal intentando provocar un deslizamiento posterior de la meseta tibial.
  • Prueba positiva: el deslizamiento posterior aumentado con respecto a la pierna contralateral.
Resumen
Qué es y cómo se hace la prueba del cajón
Título
Qué es y cómo se hace la prueba del cajón
Descripción
Una de las pruebas médicas que se usan para saber si está roto el ligamento cruzado anterior es la prueba del cajón. Conoce cómo se hace
Autor