Rotura del tendón de bíceps

Clinica Martin GomezHombro, Traumatologia

Rotura del tendón de biceps

La rotura del tendón de bíceps no es una lesión frecuente entre las personas normales pero si tiene cierta relevancia entre las lesiones deportivas, especialmente en aquellos que se necesitan movimientos muy explosivos y en personas mayores por un desgaste. A continuación, vamos a hablar sobre esta lesión y cómo se puede tratar.

Morfología del bíceps

El bíceps es, junto al músculo braquial, el músculo encargado de la flexión del codo, y junto al tríceps, el que permite el movimiento al brazo. El bíceps está compuesto por 2 porciones: la cabeza corta y la cabeza larga, que son el origen de dos tendones proximales diferentes que se unen en el tendón distal para juntarse así al radio. La rotura del tendón del bíceps puede producirse en cualquiera de los tendones proximales de la parte superior como en el tendón distal donde se une con el codo.

Causas de la rotura del tendón del bíceps

La rotura de lo tendones de los bíceps en la parte superior, es la más frecuente de las roturas de bíceps y suele suceder en más casos en la cabeza larga del bíceps porque al nacer en la tuberosidad supraglenoidea de la escápula tiene un contacto continuo con el hueso. Normalmente se da un desgaste en la zona, y por ello, es más habitual en personas mayores que sufren artrosis en el hombro, o con problemas en el manguito rotador.

Sin embargo, la rotura del tendón en la parte distal, junto a la zona del codo, es más habitual entre personas más jóvenes, que al flexionar el codo a una gran velocidad acaban causando la rotura o desgarro en el músculo. También puede suceder cuando al codo ya flexionado se le exige una extensión demasiado forzada. La rotura del bíceps distal no es una lesión que suceda muy a menudo, aunque el aumento de la actividad física que la gente de mediana edad está llevando a cabo,  ha generado un incremento considerable de esta lesión. Suele ser bastante más frecuente los casos en hombres que en mujeres, por el tipo de ejercicio que suelen hacer unos y otras.

Síntomas del desgarro del tendón del bíceps

Los síntomas pueden variar bastante en función del tipo de desgarro del tendón de bíceps que se haya producido. Los diferentes casos son:

Cuando la rotura se produce por un desgaste continuo, como puede ser en el tendón proximal de la cabeza larga del bíceps, el dolor no suele ser fuerte y es más difícil definir la zona exacta donde está la rotura. En estos casos se puede dar una reducción o pérdida de fuerza y movilidad para flexionar el codo.

En la rotura del tendón por un movimiento brusco, el dolor es fuerte, intenso y que se localiza fácilmente en la zona afectada por la lesión. También va a tener una pérdida tanto de fuerza como de movilidad. Es una lesión que se diagnostica sin dificultad.

La última lesión que se suele producir es la deformidad o lesión de Popeye, en la cual cuando se rompe el tendón, el resto del músculo se contrae, generando una bola en la zona del codo cuando se rompen los tendones proximales, o una la bola cerca del hombro cuando la rotura ha sido en la inserción distal del músculo. Esta lesión, además de dolor, pérdida de fuerza y movilidad, también suele provocar otros síntomas identificativos como un crujido en el momento de la rotura o cardenales en la zona rota.

Tratamiento para la rotura del tendón del bíceps

Para las personas mayores y los pacientes que no se les recomiende la cirugía, se usará un tratamiento conservador que consiste en descansar el brazo, prohibición de levantar peso con el brazo y cualquier tipo de esfuerzo, crioterapia o aplicación del frío para controlar la inflamación y el dolor, tomar antiinflamatorios, y recibir sesiones de fisioterapia rehabilitadora para recuperar la fuerza, movilidad y flexibilidad que teníamos previa a la lesión.

No será necesaria la intervención quirúrgica cuando solo una de las dos partes del bíceps esté dañada, la larga o la corta, ya que la otra seguirá haciendo posible la flexión del codo. Como ya hemos mencionado, la rotura más común es una rotura por desgaste del tendón proximal de la porción larga del bíceps por su roce con los huesos en la cavidad glenoidea, esto hace que la porción corta del bíceps puede seguir ejerciendo el movimiento del bíceps.

Los avances en las técnicas quirúrgicas, cada vez menos invasivas y más eficientes, han hecho que no solo deportistas, jóvenes o gente que su profesión dependa del trabajo que puedan realizar con sus brazos, sino que sea el tratamiento a seguir para una gran parte de la población.

La cirugía de la rotura del tendón permite ganar estabilidad y fuerza para poder llevar una vida normal y volver a llevar una actividad física normal, y se recomienda que haga lo más pronto posible para aumentar la eficacia de la misma. Cada caso tiene su propio diagnóstico y operación, pero el objetivo es volver a fijar el tendón al hueso del que se ha desprendido.

La intervención quirúrgica tiene un alto éxito y una recuperación bastante rápida. Por ejemplo, el alta se da al día siguiente y se inmoviliza el codo durante un periodo de unas 4 semanas. Con una buena rehabilitación se consigue volver a la actividad física intensa en unos 3 y 6 meses, periodo no muy largo teniendo en cuenta el tipo de lesión que es.

Aunque por supuesto, como solemos hacer, lo primero que hay que hacer es acudir a un especialista para que pueda evaluar el caso correctamente y poner en marcha el tratamiento más oportuno.

Resumen
Rotura del tendón de biceps
Título
Rotura del tendón de biceps
Descripción
Si quieres conocer por qué se produce la rotura del tendón de biceps, hemos escrito este artículo donde explicamos todos los factores.
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…