Cuando los tratamientos conservadores de las lesiones y patologías en la mano y la muñeca no funcionan, antes de tener que pasar por el quirófano, hay un tratamiento intermedio como las infiltraciones de muñeca. Nuestros traumatólogos son de los mejores especialistas en esta técnica en Granada. Vamos a ver en qué consiste y en qué lesiones se utiliza.

¿En qué consiste la infiltración en la muñeca?

La infiltración es una técnica que consiste en introducir un medicamento mediante una inyección en una articulación, en este caso en concreto en la muñeca y la mano. Normalmente lo que se inyecta es una mezcla de anestésico y un esteroide, con el objetivo de tratar el proceso inflamatorio, disminuir el dolor y acelerar el plazo de recuperación.

Este tratamiento se usa cuando los conservadores no funcionan o presenta resultados positivos y se quiere evitar pasar por el quirófano. Las infiltraciones en la muñeca se utilizan por dos razones: para conseguir un resultado más rápido y no sufrir los efectos secundarios de los medicamentos sistémicos. Con las infiltraciones, el medicamento va directo a la zona que está dañada, mientras que de otra forma (vía oral o intramuscular), se dispersa por todo el cuerpo. Además tiene como ventajas que es una técnica sencilla, con un número de complicaciones reducidas y que se puede hacer en un consultorio.

Para qué lesiones usamos las infiltraciones de muñeca

Existen tres patologías o lesiones que se suelen tratar con las infiltraciones de muñeca:

Rizartrosis o artrosis de muñeca

Es una patología degenerativa de la articulación. El pulgar asume el 40% de la función de la mano, siendo la articulación más importante. Es la localización más frecuente de la artrosis en la mano, y se presenta sobre todo en personas mayores de 64 años, sobre todo en mujeres. Se suele dar sobre todo en la mano dominante al estar relacionado con el sobreuso.

La infiltración se debe hacer de manera perpendicular al plano de la piel, colocando previamente la mano en prono supinación media para abrir la interlínea articular se aconseja hacer una distracción y flexión del pulgar. En los casos muy extremos, las infiltraciones en la muñeca no dará resultados, siendo necesaria la cirugía.

Síndrome del túnel carpiano

Se produce por la afección del nervio mediano a su paso por la muñeca. Aunque el motivo más habitual de la compresión es la idiopática, debemos descartar la existencia de otras enfermedades que produzcan un edema y que puedan desencadenar la compresión neurológica. Algunas  de estas son el hipotiroidismo, diabetes, lupus o artritis reumtoide.

El procedimiento consiste en administrar la inyección en el espacio formado por las dos líneas de flexión palmar, proximal y distal, situando la aguja en medio del tendón del músculo palmar mayor. La dirección de la aguja no debe ser perpendicular porque podríamos tocar el nervio, causante un daño grave en el paciente. Por ello, se aconseja inclinar la aguja 45º en dirección distal.

Tendinitis de muñeca o de D´Quervain

La tendinitis en la muñeca o tendinitis de D´Quervain afecta al tendón y sinovia de los tendones extensor corto y separador largo del primer dedo. La lesión se produce por un mecanismo de cizallamiento sobre la apófisis estiloides radial.

Se hace con una aguja de tipo subcutáneo, y se recomienda infiltrar desde la tabaquera anatómica, colocando la aguja de manera prácticamente paralela al trayecto de los tendones del abductor largo y extensor corto del pulgar, pinchando una ligera inclinación la zona interna en dirección a la apófisis estiloides radial.

Efectos secundarios de las infiltraciones de muñeca

Los efectos secundarios son muy escasos, siempre que sea realizado por un traumatólogo especialista. Si lo realiza alguien que no sepa, puede que le pinche en una arteria o nervio, y pueda causar un daño grave. Aunque esto más que un efecto secundario es una mala praxis. Los especialistas que realizan las infiltraciones en la muñeca suelen ser reumatólogos, tratumatólogos, y en algunos casos muy reducidos, los anestesistas.

Otro de las consecuencias es la degeneración que pueden causar en el cartílago pero que se puede controlar siempre que no se hagan más de 3 o 4 infiltraciones al año.

Otro contratiempo son las infecciones. Si se siguen las pautas de esterilidad, las infecciones no deben ser un problema. De hecho, se suele producir una infección por cada 12 millones de infiltraciones que se realizan. O sea, que la probabilidad es muy reducida.

Algunas veces se puede quedar una mancha blanca en el punto de la punción. No es algo que sea frecuente y sólo supone un mínimo problema estético. También en el punto de la inyección, puede producirse una atrofia grasa, quedando una especie de surco. Tampoco es frecuente ni es grave, simplemente un otro pequeño problema estético.

En los diabéticos, se puede producir un aumento de la glucemia. No es nada grave, y con un control adecuado, subiendo un poco la dosis de insulina, durante los primeros dos o tres días suele ser suficiente. Solo se debe tener cuidado con los diabéticos que sean sensibles. En estos casos, no se debe infiltrar con esteroides sino con ácido hialurónico.

Encuentra más información en el artículo de infiltraciones de tobillo.

Resumen
Tu traumatólogo te cuenta las infiltraciones de muñeca en Granada
Título
Tu traumatólogo te cuenta las infiltraciones de muñeca en Granada
Descripción
Uno de los traumatólogos de la clínica Martín Gómez de Granada explica en qué consisten las infiltraciones de muñeca y cuándo se usa.
Autor
Editor
Clínica Martín Gómez Traumatólogos
Logo