Ácido hialurónico en la rodilla

Clinica Martin GomezLesiones articulares, Rodilla

ácido hialurónico en la rodilla

El uso del ácido hialurónico en la rodilla ha servido para mejorar el tratamiento de muchas de las lesiones de rodilla, en especial, de muchas de las enfermedades degenerativas de la articulación. En este artículo vamos a ver cómo funciona, para qué sirve y cuáles son sus beneficios.

El ácido hialurónico en la rodilla

El ácido hialurónico, también conocido como hialuronato, es un polisacárido glucosaminoglicano no sulfurado, que se encuentra de manera natural en el cuerpo humano. La estructura del ácido hialurónico consiste en una cadena de diferente longitud de un disacárido. El peso molecular oscila entre los 5000 Da y los 20 millones de Da. Es soluble en agua en forma de sal sódica.

El ácido hialurónico forma parte del tejido conectivo y del líquido sinovial. La piel y el cartílago son dos tejidos ricos en ácido hialurónico y en ellos juega un papel importante. El ácido hialurónico juega un papel importante en los procesos de reparación de las heridas y agresiones en la piel.

Su presencia es fundamental para el buen funcionamiento de la matriz extracelular, la sustancia que da forma, cohesión y estructura al tejido biológico en su conjunto. Desempeña un papel importante en el tejido conectivo y en el líquido sinovial, donde contribuye al buen funcionamiento de la articulación ejerciendo de lubricante y de amortiguador (las articulaciones afectadas de artrosis, por ejemplo, disponen de menor cantidad de ácido hialurónico).

A continuación, veremos las dos principales enfermedades de rodilla donde se usan el ácido hialurónico.

Ácido hialurónico para la ostoartritis

En la osteoartritis de rodilla se suele producir un desgaste en el cartílago y un cambio en el líquido sinovial, que pierde parte de su densidad y capacidad de lubricación. Esto hace que el paciente sienta un dolor intenso, rigidez en la articulación y verá limitado el movimiento. Gracias a la infiltración de rodilla con ácido hialurónico se mejora el líquido sinovial, aumentando la lubricación, disminuyendo el dolor y recuperando el rango de movimiento.

Las infiltraciones con ácido hialurónico solo se usan en la osteoartritis de rodilla cuando el resto de tratamientos no han funcionado para aliviar los síntomas del paciente. Lo normal es que el paciente previamente haya tenido que pasar por diferentes tratamientos como:

  • Medicamentos
  • Sesiones de Fisioterapia
  • La pérdida de peso para los pacientes que sufran de sobrepeso
  • Tratamientos de contrastes de temperatura

En cuanto a los resultados, la mayoría de los pacientes suele empezar a sentir un alivio en el dolor a partir de la semana 8 y 12 desde la primera inyección. Aunque en función del compuesto que se use el periodo para que sea efectivo puede llegar a ser más largo y tardar hasta 6 meses.

También se pueden dar casos en que el paciente puede sentir el alivio en su dolor en un segundo ciclo de infiltraciones tras un periodo de descanso tras finalizar el primer ciclo del tratamiento.

Ácido hialurónico para la artrosis

Otra de las principales propiedades que posee el ácido hialurónico es la gran capacidad para retener líquidos, y esto es lo que hace que nuestros tendones, cartílagos y articulaciones estén bien nutridos. Esto hace que no se produzca un desgaste prematuro del tejido conjuntivo, ayudando a tratar la artrosis.

Justamente ocurre que la artrosis aparece como consecuencia de un envejecimiento prematuro del cartílago que es el encargado de ayudar a la articulación a realizar su trabajo, además, las propiedades antioxidantes del ácido hialurónico hace posible que se eliminen los radicales libres que pueden provocar inflamaciones en los tejidos conectivos.

Infiltraciones de ácido hialurónico

Las infiltraciones se pone en el interior de la rodilla que sufre la lesión. La jeringuilla se vende como producto comercial pre-cargado en farmacias, y la infiltración debe ser aplicada por un traumatólogo especializado , como los que tenemos en clínica Martín Gómez TraumatólogosEste es debido a que si el ácido no alcanza la articulación, primero estamos tirando nuestro dinero, y segundo nos exponemos a una reacción inflamatoria en las partes blandas peri-articulares.

Normalmente en articulaciones como la rodilla se realiza la infiltración en la consulta bajo medidas locales de esterIlidad.

Resultado del tratamiento con ácido hialurónico

Los resultados no son iguales en todos los pacientes, por lo que es importante la selección previa por parte del traumatólogo. Por ejemplo, si tenemos una artrosis muy avanzada, es prácticamente seguro que no se va a notar el efecto del ácido hialurónico. Sin embargo, en casos de pequeñas lesiones del cartílago, o condromalacia, la mejoría se se puede llegar a notar a los pocos de los días.

Lo normal es que la mejoría se empiece a notar a partir de 5-10 días, gracias a la capacidad de lubricar la articulación, reducción de la presión en el cartílago y disminución de la inflamación. Esta primera mejoría mecánica va seguida de una mejoría biológica, en la que la alta dosis de la molécula, activa a las células para reparar el cartílago, efecto que dura entre 6 y 12 meses tras la infiltración.

En líneas generales podemos resumir que es una terapia de bajo riesgo que asociada a otras medidas físicas, como perder peso y fortalecer la musculatura de las piernas, tienen una alta tasa de éxito para tratar las lesiones del cartílago.

Hasta aquí, nuestro artículo sobre el tratamiento de ácido hialurónico en la rodilla. Esperamos que haya servido para aclarar las posibles dudas sobre un tratamiento que cada vez se usa más en las lesiones de rodilla de muchos pacientes. Y recuerda en ponerte en manos de profesionales para su uso.

Resumen
Ácido hialurónico en la rodilla
Título
Ácido hialurónico en la rodilla
Descripción
Conoce cuáles son los beneficios del ácido hialurónico en la rodilla. Se trata de un nuevo tratamiento para las lesiones en esta articulación
Autor