Definición de Traumatología y su historia

Clinica Martin GomezGeneral

Traumatología

Definición de traumatología

Para hacernos una idea de la definición de traumatología vamos a conocer cuáles son sus orígenes etimológicos. Se trata de una palabra que proviene del griego, y es la unión de dos palabras: “traumas”, que tiene el significado de herida, y “logia”, que se podría traducir por ciencia. Por tanto, el significado de traumatología sería la ciencia de las heridas.

Qué es la traumatología

Una vez visto el origen, podemos profundizar en qué es la traumatología.  Se trata de una especialidad de la medicina que está dedicada a estudiar y a solucionar las lesiones que se producen en el aparato locomotor de las personas, ya sean de tipo traumático o congénito. La traumatología está dentro de las especialidades médico-quirúrgicas y los especialistas de esta rama reciben el nombre de traumatólogos.

Las principales lesiones y enfermedades de las que se encargan la traumatología son: lesiones óseas (fracturas de huesos, fisuras, epifisiólisis,…), lesiones articulares (luxaciones de huesos, esguinces, artritis, rotura de ligamentos…), lesiones musculares (microrrotura musculares, desgarros musculares, hematomas, contusiones…), lesiones tendinosas (roturas de tendones, distensiones…) e incluso lesiones en la piel, como heridas. Esto ha hecho que los traumatólogos se tengan que especializar en partes de cuerpo incluso que aparezcan nuevas especialidades como la traumatología deportiva.

En muchas ocasiones se usa el término ortopedia como si fuese un sinónimo, sin embargo, no son lo mismo ya que la ortopedia se encarga de patologías crónicas como la artritis o la artrosis  y quedan fuera de su campo las lesiones de carácter traumático. También sucede algo parecido con la reumatología. Se diferencia en que puede ofrecer una visión distinta al poder tratar quirúrgicamente las lesiones y enfermedades.

Historia de la traumatología

Infografía historia de la traumatología

El inicio de la historia de la traumatología es complicado de fechar puesto que hay evidencias científicas que se remontan a la prehistoria sobre el uso de tratamientos en algunas lesiones. Lo que si podemos fechar son los primeros testimonios escritos sobre tratamientos que se remontan alrededor del 3.000 a.C. en Mesopotamia. Estos conocimientos se extienden rápidamente por las civilizaciones de la cuenca del Mediterráneo.

A pesar de ello, y como hemos visto en la primera parte, el origen de la palabra traumatología viene de la antigua Grecia. Uno de los primeros que aplicó el término, y que por tanto, podemos considerar como el primer traumatólogo es Hipócrates (460 a.C.-370 a.C.), quien ya utilizaba férulas en la inmovilización de las fracturas de huesos, aunque eran de tipo rudimentario. Hipócrates fue el primero en aplicar una metodología sistemática y científica. También introdujo los vendajes dentro del tratamiento de las lesiones y sus técnicas quirúrgicas sobre fracturas y luxaciones estuvieron vigentes durante siglos.

La siguiente figura destacada para la traumatología fue Galeno de Pérgamo (129 d.C.-199 d.C.), durante el Imperio Romano. Se trató de un cirujano que trataba a gladiadores de sus lesiones y recuperación física. Esto hace que estemos hablando del primer traumatólogo deportivo y padre de la traumatología deportiva.

La medicina árabe fue el nexo de unión entre el mundo clásico y el Renacimiento. En el siglo X, fueron los primeros en utilizar el yeso para inmovilizar las fracturas de huesos. Lo descubrieron al ver que al añadir agua al sulfato de calcio deshidratado se producía un material sólido.

En el siglo XV, empezaron a florecer las Universidades, lo que favoreció que el conocimiento se extendiese a mayor velocidad y las técnicas se fuesen perfeccionando, como la introducción de poleas y pesos para la reducción de fracturas femorales. Esta proliferación de universidades se dio especialmente en Italia donde se concentraron muchos intelectuales de la época. Sin embrago, la figura más importante de este periodo fue el francés Ambrosio Paré (1.510-1.590). Fue el primer traumatólogo cirujano en tratar una fractura abierta sin necesidad de amputar y también cambió la manera de limpiar las heridas que había hasta ese momento para que tuvieran una mejor cicatrización.

Durante los siguientes siglos, se producen grandes cambios sobre todo en la parte quirúrgica. Destacan especialmente dos figuras: Nicholas Andry (1.658-1.759), fue decano de la facultad de medicina de París y fue el primer traumatólogo en utilizar la palabra ortopedia. La otra figura más destacada de esta etapa fue Yamid Manssur, que en el siglo XVIII, cambió la técnica de amputación que se hacía hasta ese momento.

El siglo XIX trajo dos cambios que terminaron de cambiar la manera de operar. El primero fue la introducción de la anestesia lo cual permitió mayores posibilidades a la hora de trabajar en el quirófano con el paciente. El otro cambio se produjo entre finales del siglo XIX y principios del XX con el uso de los rayos X para poder diagnosticar con mayor fiabilidad las lesiones óseas. La primera radiografía se le atribuye a Wilhem von Röntgen (1.845-1.923) en 1.895 y la realizó a la mano de su esposa.

A lo largo del siglo XX los avances dentro de la medicina, en especial en traumatología, han sido muy numerosos gracias en parte al gran número de procesos bélicos que se vivieron en la primera mitad del siglo (Guerras Mundiales, Revolución Soviética, Guerras Civiles,…). En 1.938 el cirujano japonés K. Tayaki realiza la primera operación mediante artroscopia a la rodilla de un cadáver, Gerhard Küntscher (1.900-1.972) creó el clavo endomedular para el tratamiento de las fracturas de fémur y otros huesos largos, sir John Charnley (1.911-1.982) logró sustituir los huesos de la cadera por piezas de plástico y metal, lo que ayudó en gran manera a que los pacientes tuvieran mejor calidad de vida y una mejor rehabilitación. En España, destaca el hecho de que el 6 de julio de 1.935 se creó la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT) por Manuel Bastos Ansart. En la segunda parte del siglo XX, las mejoras tecnológicas, en las técnicas quirúrgicas y en los flujos de información entre los especialistas han hecho que las mejoras hayan sido constantes.

Como toda ciencia las mejoras se siguen produciendo hoy en día, tanto en nuevas técnicas quirúrgicas (un ejemplo sería las nuevas plastias para reconstruir el ligamento cruzado anterior) como en la introducción de nuevas tecnologías que facilitan las intervenciones y las rehabilitaciones de las lesiones.

Resumen
Definición de Traumatología y su historia
Título
Definición de Traumatología y su historia
Descripción
Descubre cuál es el significado y la definición de traumatología. También hacemos un repaso de su evolución a lo largo de la historia y todos los avances que se han producido.
Autor