Prótesis de hombro: tipos, operación y recuperación

Clinica Martin GomezHombro

prótesis de hombro

Los problemas degenerativos de la articulación del hombro son una de las causas principales para las bajas laborales. La prótesis de hombro, a pesar de ser una muy buena solución para muchos pacientes, es desconocida para una gran parte de la población.

En qué consiste esta intervención

La artroplastia de hombro o sustitución protésica de hombro es un procedimiento quirúrgico por el que sustituye la articulación glenohumeral por una prótesis de hombro. Este procedimiento se recomienda en casos de artrosis evolucionada o de artritis severa de hombro para controlar el dolor y recuperar la funcionalidad perdida. Además también se usa en fracturas de hombro en las que la reconstrucción no es posible.

Repasando la historia, el primer recambio protésico de hombro se realizó en 1893, pero no fue hasta los años 50 del siglo XX cuando se empezaron a utilizar los sistemas protésicos modernos. Existen fundamentalmente dos modalidades de prótesis de hombro: Prótesis anatómica o prótesis invertida. La intervención va a depender del daño que tengan las estructuras tendinosas adyacentes.

Durante los últimos años han aumentado el número de componentes modulares de las prótesis, permitiendo que se combinen para una adaptación lo más anatómicamente posible al paciente. Esto ha mejorado la tasa de éxito. Su tasa de éxito es comparable a la de rodilla y cadera. La mayoría de los pacientes experimenta una mejoría en el control del dolor y una recuperación de la funcionalidad del hombro tras la cirugía.

La clave del éxito es la correcta indicación quirúrgica y de la experiencia del cirujano. Si la indicación es correcta, en un equipo especializado, la tasa de éxito es muy alta. Por otra parte, el desconocimiento sobre las ventajas y resultados de esta técnica hace que muchos pacientes que se beneficiarían de la sustitución de la articulación del hombro no consulten con o no sean derivados a una unidad de traumatología experimentada.

Operación de prótesis de hombro

Cada hospital tiene su reglamento pero en general usted no se puede ingerir ningún alimento sólido entre 6-8 horas antes de la intervención. Tampoco se pueden beber líquidos 2-3 horas previas a la operación.

Es muy importante mantener una higiene corporal para reducir el riesgo de infecciones. Para ello nos debemos duchar con jabón neutro y no aplicarnos maquillaje, perfume o esmalte.

Como cualquier cirugía, el reemplazo protésico de hombro implica unos ciertos riesgos, pero no hay motivo para la preocupación. Es importante estar tranquilo y seguir las indicaciones del especialista, ya que es el que tiene más experiencia en el tema.

¿Cómo es la anestesia?

El tipo de anestesia se elegirá dependiendo del paciente, el tipo de cirugía o otro tipos de cuestiones. Las prótesis de hombro se suelen implantar con anestesia general, aunque también se puede usar regional o una combinación de ambas.

¿Cuánto dura la cirugía de hombro?

Lo normal es que dure entre 90 y 120 minutos. Va a depender del tipo de intervención, el tipo de prótesis que se use y las características del paciente, como la edad o estado de salud.

¿Cómo es la operación de prótesis de hombro?

El paciente se suele situar sentado en una posición conocida como silla de playa y, tras la anestesia, se le practica una incisión en la parte anterior del hombro.

En casos de artrosis, el cirujano limpiará la articulación de tejidos dañados o crecimientos óseos anómalos. Después cortará la cabeza del húmero y preparará éste para la inserción del vástago. En el caso de que la escápula también estuviera dañada, también trabajará sobre ella para su sustitución. El método de implantación dependerá del tipo de prótesis considerada.

En el caso de una fractura, normalmente no será necesario más que retirar la cabeza dañada y regularizar la zona para la implantación de la prótesis. En estas intervenciones es muy importante el manejo de las inserciones musculares, con el fin de devolver la funcionalidad al hombro del paciente. El cirujano empleará gran parte del tiempo suturando los tendones y los fragmentos óseos.

Tipos de prótesis de hombro

La prótesis de hombro tendrá que sustituir las superficies dañadas pero existen varios modos de hacerlo en función de cada caso. A continuación, vamos a hablar de cada una:

Prótesis total anatómica de hombro 

Se usan para los pacientes que tienen artrosis con el manguito rotador intacto. Se llaman anatómicas porque imitan la forma natural del hombro. Están compuestas por:

  • Vástago humeral: Porción alargada que se fija al húmero.
  • Glena: Superficie cóncava de polietileno que se fija a la escápula y constituye la superficie de fricción de la parte escapular de la prótesis.
  • Cabeza humeral: Con forma de casquete esférico, se fija al vástago y forma la superficie de fricción de la parte humeral de la prótesis.

Prótesis parcial anatómica de hombro

Es igual que la total anatómica, pero no se utiliza glena. La glena es responsable de muchos de los fracasos de las prótesis de hombro y no utilizarla puede evitar problemas. Normalmente se utiliza si el cartílago de la glena no está desgastado, lo que ocurre cuando el paciente presenta una fractura y no tiene un problema de artrosis.

Prótesis de resuperficialización

No tienen vástago y simplemente sustituyen la cabeza humeral. Se utilizan en casos de degeneración artrósica en pacientes muy seleccionados y con muy buena calidad ósea. Tienen la ventaja de consumir poco hueso y facilitan futuros recambios.

Prótesis invertida de hombro

Se emplean en pacientes con daños irreparables en el manguito de los rotadores. El manguito estabiliza el hombro y los pacientes que lo tienen dañado pierden funcionalidad y, aunque una prótesis anatómica puede eliminar el dolor que sufren, no es capaz de devolverles la movilidad.

La especial configuración de las prótesis invertidas estabiliza el implante y hace que la musculatura se comporte de modo más eficiente. Pero, como aspecto negativo, cabe señalar que la implantación de una prótesis invertida consume mucho más hueso que la colocación de una anatómica. Esto puede complicar futuras revisiones y hace que muchos traumatólogos no las consideren una opción adecuada para pacientes relativamente jóvenes.

Una prótesis invertida se compone de:

  • Vástago humeral: Porción alargada que se fija al húmero. A diferencia de las anatómicas, su parte superior tiene una sección en forma de cazoleta.
  • Placa glenoidea: Es el componente que fija la prótesis al hueso de la escápula.
  • Glenosfera: Es el componente protésico del lado de la glena. Se fija a la placa glenoidea y tiene forma hemisférica.
  • Inserto: Es el componente humeral de la articulación. Se fija al vástago y se fabrica en polietileno.
Resumen
Prótesis de hombro: tipos, operación y recuperación
Título
Prótesis de hombro: tipos, operación y recuperación
Descripción
Son muchas las dudas que tienen las personas sobre la prótesis de hombro. Vamos a aclarar los tipos que hay, cómo es la operación y la recuperación
Autor