Qué es la sinovitis de cadera

Clinica Martin GomezCadera

sinovitis de cadera

La sinovitis de cadera es la causa más habitual de cojera en los niños. Se trata de una inflamación del tejido sinovial, una fina capa que envuelve a la articulación de la cadera, que evita el roce de los huesos con el movimiento. A continuación, veremos todo sobre esta lesión de cadera.

Qué es la sinovitis de cadera

La sinovitis es la inflamación del tejido que envuelve a la articulación llamado membrana sinovial de la cadera. Es la causa principal del dolor de cadera en el niño y suele desembocar en cojera en las edades comprendidas entre los 3 y 10 años. Es una lesión leve que se cura sola con unos 10 días de reposo.

Normalmente afecta solo a uno de los lados de la cadera, únicamente el 5% de los casos son bilaterales.

Esta lesión fue descubierta en 1892 por Lovett y Morse y a lo largo del tiempo ha ido recibiendo diversos nombres como coxitis serosa simple, coxitis transitoria o coxitis fugax.

Cuáles son las causas

Las causas que originan esta lesión siguen siendo a día de hoy desconocidos. Sin embargo, hay cierta relación con los siguientes factores:

  • Una infección inespecífica vírica de vías respiratorias superiores, faringitis u otitis media. Esta asociación se ha encontrado en el 70% de los casos.
  • Un antecedente de traumatismo, caída o golpe. Esta asociación se ha encontrado entre el 17 y el 30% de los casos.
  • Una predisposición alérgica. Esta asociación se ha encontrado entre el 16 y el 25% de los casos.

Qué síntomas presenta

El aumento de líquido sinovial dentro de la cadera causa dolor y limitación del movimiento, que puede llegar a la cojera. Lo normal es que el niño se queje al correr o caminar, de dolor en la ingle, en la parte delantera del muslo e incluso en la rodilla. Debemos tener en cuenta que son niños y muchos de ellos no serán capaces de describirlos con claridad.

El inicio es de manera aguda y normalmente el niño se queja un poco por la tarde y, al levantarse, camina cojeando. Puede venir acompañado de una fiebre muy ligera, inferior a los 38ºC. Suele pasar que una o dos semanas antes, el niño ha tenido una infección de garganta, gastrointestinal o un traumatismo no directo en la zona.

Los síntomas van disminuyendo de manera gradual en unos días o semanas. La media de duración es de unos 10 días, si bien puede alargarse el proceso hasta 8 semanas. En ocasiones la sinovitis puede volver a producirse al cabo de un tiempo. Esto ocurre en el 17% de los niños.

Cómo se hace el diagnóstico

Lo primero que debemos hacer es ir al especialista siempre que el niño cojee o se queje de dolor en la ingle persistentemente, para ver qué está ocurriendo.

Para hacer el diagnóstico, suele ser suficiente con la historia clínica.  El especialista preguntará cómo empezó el dolor, si ha habido fiebre y si ha sufrido alguna infección previa. En la exploración,  al movilizar la extremidad, se buscará si hay disminución del arco de movimiento al abrir las piernas o al rotar la cadera.

En algunas situaciones dudosas, el traumatólogo realizará alguna prueba complementaria  como radiografías, ecografías o análisis de sangre.

Cuál es la diferencia de la artritis bacteriana y la sinovitis de cadera

La inflamación de la articulación causada por una bacteria que llega desde la sangre es una infección grave que pone en riesgo la integridad de la cadera. Los síntomas son más intensos que en la sinovitis, con fiebre mayor de 38,5 ºC, rechazo a caminar y afectación del estado general. En estos casos, el análisis de sangre y la punción de la cadera ayudan a diferenciar las dos entidades.

Tratamiento

El tratamiento está enfocado a disminuir la inflamación de la cadera. Lo fundamental es el reposo relativo y administrar antiinflamatorios como el ibuprofeno durante 2-7 días, en función de la intensidad de los síntomas, que ayudarán a controlar las molestias y acelerarán el proceso de curación .

En los niños pequeños, mantener el reposo de manera constante durante unos días no resulta fácil. Con intentar que caminen lo menos posible suele ser suficiente.

Ocasionalmente el dolor es tan intenso que puede ser necesario el ingreso hospitalario para administrar analgésicos y colocar una tracción cutánea en la extremidad afectada. Eso sirve para aliviar el dolor de la cadera, y para administrar medicación antiinflamatoria pautada.

Excepcionalmente, si se produce un derrame intenso en la cadera puede ser necesaria una aspiración del líquido articular.

¿Se puede volver a reproducir?

Se trata de una enfermedad autolimitada que cura sin secuelas en la mayoría de los casos. Si el proceso inflamatorio ha sido muy importante o repetido, puede existir una estimulación de las zonas de crecimiento de la cadera y provocar que ésta se haga algo más grande. Esto se conoce como coxa magna pero no produce ningún trastorno funcional.

El problema principal de esta enfermedad es que puede confundirse con otras enfermedades.

La más grave sería la artritis séptica de cadera, enfermedad muy grave porque si no se opera a tiempo y se instaura el tratamiento antibiótico adecuado puede provocar la destrucción de la articulación. Para su diferenciación utilizamos el protocolo de Kocher, específico para el manejo del dolor de cadera en el niño.

Otra enfermedad que puede presentar una sintomatología similar es la enfermedad de Perthes, proceso de necrosis de la cabeza del fémur que puede comportar también la destrucción articular.

Resumen
Sinovitis de Cadera
Título
Sinovitis de Cadera
Descripción
El dolor en la cadera en niños se puede deber a diversos motivos, uno de ellos es la sinovitis de cadera. Os contamos qué es y cómo se puede tratar.
Autor