Dolor en la cadera ¿A qué se debe?

Clinica Martin GomezCadera

dolor en la cadera

El dolor en la cadera es una patología habitual que se puede producir por múltiples problemas. La localización exacta del dolor puede dar pistas sobre la causa que está produciendo la dolencia.

Anatomía de la cadera

La cadera es la articulación que une el fémur y la pelvis, a su vez formada por dos huesos llamados coxales o iliacos, soldados entre si por delante y unidos hacia atrás por el sacro. A este tipo de articulación se le conoce como articulación de bola o cavidad ya que el extremo del fémur termina de forma redondeada y encaja con la cavidad de la pelvis, es decir, la extremidad superior del fémur se mueve dentro de la cavidad situada en la pelvis.

Hablando de una forma menos técnica, la cadera es la articulación que nos permite andar, girar sobre nosotros mismos, agacharnos o sentarnos. Es una de las articulaciones más estables de nuestro cuerpo y difícil de dañar, cuando está sana.

Cómo es el dolor en la cadera

Los problemas en la cadera suelen producir dolor en el interior de la cadera o de la ingle. El dolor de cadera en la parte externa de la cadera, la parte superior del muslo o la parte externa del glúteo, generalmente, se debe a problemas con músculos, ligamentos, tendones y otros tejidos blandos que rodean la articulación de la cadera.

En ocasiones, el dolor es causado por enfermedades y afecciones en otras partes del cuerpo, como la parte inferior de la espalda. Este tipo de dolor se denomina «dolor referido».

Dónde se presenta el dolor

Los síntomas más frecuentes son un dolor punzante en uno o los dos lados de la cadera, que suele tener un exceso de sudoración. Saber situar correctamente donde se produce el dolor nos va a servir para poder diagnosticar qué lo está causando.

En muchos casos, el origen del dolor de cadera es biomecánico, es decir, se produce por nuestra manera de andar o por una mala higiene postural.

Causas que pueden provocar el dolor de cadera

El dolor puede aparecer derivado de varias lesiones. Vamos a ver cuáles son las más habituales y cómo se pueden tratar para que desaparezca.

Bursitis trocantérica

Trocanteritis

Cuando el dolor aparece en la parte lateral de la cadera, a la altura del fémur, lo más seguro es que tengamos una bursitis en la cadera. Es una inflamación debido al roce entre los músculos, huesos y tendones. Es tipo de bursitis recibe el nombre de bursitis trocantérica.

Dentro de los síntomas más frecuentes de esta patología son el dolor durante la noche cuando estamos acostados sobre la zona lesionada. Además del dolor al hacer actividad física con intensidad media y alta.Esta lesión también se la conoce como trocanteritis.

Síndrome piramidal

sindrome piramidal

El síndrome piramidal o del piriforme comparte con la ciática el dolor que aparece en la cadera y se irradia hacia la pierna, por lo que se suele confundir. En la zona del glúteo se encuentra el músculo piriforme que da nombre a esta lesión.

Cuando esta región se sobrecarga o se debilita puede inflamarse, atrapando el nervio ciático. Es en este momento cuando se produce el síndrome piramidal. Para poder diagnosticarla es necesario realizar una serie de pruebas médicas para descartar que sea la ciática.

Tendinitis

Cuando se inflaman los tendones situados alrededor de la cadera es cuando se produce la tendinitis. Es una lesión muy frecuente en algunos deportes como el atletismo, fútbol o ciclismo. También es más habitual en las mujeres, ya que al tener las caderas más anchas, la zona se sobrecarga con más facilidad.

Está muy relacionada con la bursitis, y el dolor se presenta cuando realizamos cualquier movimiento y por la noche cuando dormimos. El mejor tratamiento es el descanso y evitar cualquier tipo de sobrecargar.

Durante el embarazo

Es un dolor que se suele presentar en la parte final del embarazo, durante el tercer trimestre, y puede ir creciendo hasta llegar al parto. La causa es que el cuerpo genera un tipo de hormonas que hace que los tejidos de la cadera y el útero se aflojan.

Esto es algo normal, ya que esta zona debe ganar flexibilidad para que cuando llegue el parto el bebé pueda salir sin problemas. Lo malo es el dolor que produce en la cadera, y que el incremento de peso también ayuda.

Necrosis de cadera

necrosis de cadera

Es una de las enfermedades más dolorosas, que aparece por un fallo en el riego sanguíneo que llega al hueso. La cabeza del fémur no recibe sangre y las células del hueso van muriendo. Esto hace que se vaya cambiando la forma del hueso, dejando la cabeza plana, generando una artrosis prematura.

Se suele presentar en hombres de entre 40 y 65 años, y el síntoma principal es un dolor intenso en la cadera, ingle y glúteo. En casos más avanzados puede llegar a ser difícil ponerse de pie. Por eso, es importante hacer un diagnóstico temprano de la necrosis de cadera para frenar su avance.

Osteoporosis

hueso osteoporotico

Es una enfermedad metabólica que se caracteriza por la disminución de la densidad ósea. Los huesos quedan porosos y esto hace que sean menos resistentes. En casos muy avanzados, la osteoporosis puede llegar a causar la fractura de la cadera. El principal peligro de esta enfermedad es que no presenta síntomas hasta que la cadera se rompe.

Suele ser más habitual en mujeres, que cuando llegan a la menopausia van perdiendo calcio, lo que favorece que aparezca esta enfermedad. Además las personas sedentarias o con dieta pobre en calcio o vitamina D, también son grupos de riesgo.

Artrosis de cadera

artrosis de cadera

El dolor se produce por la pérdida del cartílago. Se trata de una enfermedad degenerativa que causa una gran molestia y es muy limitante. Conforme avanza, la movilidad se va reduciendo al quedarse el hueso desnudo. Estar de pie puede ser una tarea difícil, lo que va atrofiando los músculos.

El factor más importante para esta enfermedad es la edad. Además también hay elementos genéticos que influyen y en algunos casos se puede causar por una fractura. Si quieres más información puedes en artrosis de cadera.

Qué puedo hacer para dormir bien

Uno de los factores que más acrecienta el dolor de la cadera cuando dormimos es el propio peso del cuerpo y la presión que esta genera sobre la zona afectada. Por eso, lo ideal es dormir boca arriba.

En el caso de las personas que les cuesta esta postura para dormir, podemos usa cojines pequeños para situarlos entre la cadera y el colchón para disminuir la presión. Otra opción es ponerse un cojín entre las piernas, ya que relaja gran parte del peso.

Resumen
Dolor en la cadera ¿A qué se debe?
Título
Dolor en la cadera ¿A qué se debe?
Descripción
El dolor en la cadera puede ser de los más limitantes que hay para hacer una vida normal. Descubre las causas de las dolencias y los tratamientos
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…