Espolón calcáneo: Síntomas y tratamiento

Clinica Martin GomezLesiones óseas, Pie

espolón calcáneo

El espolón calcáneo se localiza en el talón, es una calcificación que en la mayoría de los casos puede ocasionar dolor. Se trata de un endurecimiento  situado en la superficie del hueso calcáneo. Se suele ocasionar por el uso de calzado inadecuado o malas posturas al estar de pie. Puede complicarse con inflamación de la fascia (fascitis plantar) y es cuando se presenta la sensación de dolor característica de la afección.

¿Cómo se forma el espolón calcanéo?

Un espolón calcáneo es una formación ósea situada sobre el hueso calcáneo (hueso del talón) que ocurre al someter una presión superior sobre la planta del pie durante un período prolongado de tiempo. Es importante saber que a cada paso que damos, uno de nuestros dos talones soporta todo el peso del cuerpo. Al andar, la carga que soporta el talón es 20 veces mayor al peso corporal. La estructura del pie atenúa dicha carga gracias a una almohadilla adiposa y una fascia que protege los tendones y los músculos por debajo de la planta del pie.

Se puede dar en personas deportistas o sedentarias. Si el atleta, al practicar deporte no realiza un calentamiento previo, o una persona sedentaria no practica deporte de manera asidua, puede producirse una sobrecarga de la musculatura de la pantorrilla o del tendón de Aquiles.

Como comentábamos al inicio del artículo, las sobrecargas en el talón (hueso calcáneo) aumentan la tensión sobre la fascia, tendones y músculos y se insertan en la parte anterior del hueso calcáneo. Esta sobrecarga produce inflamación e incluso pequeñas fisuras sobre el hueso calcáneo.

El calzado es un factor fundamental para sufrir esta lesión

Al estar en reposos y descansar las piernas, los músculos de la planta del pie se contraen con la intención de proteger la zona lesionada de la fascia. En esos momentos dejamos de sentir dolor, pero al volver a levantarnos el dolor aparecerá de nuevo, complicándose la fisura en la inserción de la fascia. Cada vez que nos pongamos en movimiento, el cuerpo intentará compensar el daño repetido reparando de la misma manera que una fractura ósea, es decir protegiendo la zona afectada con un proceso inflamatorio, que más tarde se calcificará. La consecuencia de ese efecto de protección de la zona será la aparición de una formación ósea en el talón llamada espolón calcáneo.

Causas y síntomas del espolón calcáneo

El espolón calcáneo se encuentra asociado a enfermedades metabólicas, degenerativas o a otras alteraciones en la estructuración o forma del pie. Entre las enfermedades metabólicas destacamos la gota o la diabetes, pueden producir un espolón calcáneo debido al aumento del depósito de calcio en las inserciones de los músculos en los huesos. Algunas de las enfermedades reumáticas como la a artritis reumatoide o las espondiloartropatías también pueden causar un espolón calcáneo.

Determinadas enfermedades musculares o neurológicas que produzcan espasticidad muscular pueden desarrollar este tipo de daños.

La retracción del tendón de Aquiles también puede ocasionar un aumento de tensión refleja en la fascia plantar. Al conjunto que forman el tendón de Aquiles, el calcáneo y la fascia plantar se le denomina sistema Aquíleo-calcáneo-plantar. Si existe un aumento de tensión en cualquier parte de la unión del conjunto, la tensión se trasladara al resto llegando a las zonas de inserción en el calcáneo. La retracción del tendón de Aquiles también está relacionada con los pies planos y valgos.

Los principales síntomas del espolón calcáneo son:

  • Lo principal es dolor en la zona del talón, y se diferencia del que se produce por la fascitis plantar porque es menos difuso. El dolor es muy intenso, obligando incluso a cojear. Por tanto, es muy importante el calzado que se usa. Los tacones y zapatos de suela dura pueden intensificar los síntomas.
  • Cuando los tejidos están más fríos, es cuando los pacientes sufren más. Esto sucede después de estar sentado un largo periodo, al levantarse por la mañana, si han estado mucho tiempo de pie o tras caminar mucho.

Grupos de riesgo

  • Personas con sobrepeso
  • La edad deteriora la almohadilla grasa bajo el talón que amortigua los golpes, perdiendo su eficacia.
  • Deportistas ocasionales.
  • Personas con pies ligeramente inclinado hacia fuera.
  • Sensación de dolor intenso, como pinchazos o calambres en la parte del talón.
  • El dolor desaparece en reposo, pero vuelve a iniciarse al ponerse de pie.
  • El dolor se agrava al caminar sobre una superficie dura o soportar peso que incremente la sobrecarga.

Recomendaciones para prevenir la formación de espolón calcáneo

  • Utilizar un calzado adecuado. Evitar un calzado exceisvamente plano o con demasiado tacon, se recomienda usar un tacon entre 3-4 cm de altura.
  • Practicar deporte asiduamente para evitar la sobrecarga.
  • Realizar calentamientos y estiramientos adecuados. Evitar el enfriamiento rápido del pie al finalizar el entrenamiento.
  • Adaptar la actividad deportiva a las posibilidades de cada persona de manera adecuada.
  • Evitar sobrecargar los tendones si experimenta dolor en el talón.
  • Si siente dolor, respete la recuperación y permita que su talón cure correctamente.
  • Para la recuperación se recomienda guardar reposo, aplicar frío en la zona del talon, y mantener el pie elevado.
¿Te duele el talón? Posiblemente tenga un #EspolónCalcáneo. Descubre en qué consiste Clic para tuitear

Diagnóstico

Los espolones calcáneos se diagnostican por la caracterización de los síntomas y los signos durante la exploración del especialista. Antes de confirmar el diagnóstico, el especialista puede solicitar el uso de radiografías para descartar otras patologías relacionadas con el dolor del talón.

En la mayoría de los casos, el dolor que nos lleva a la consulta del traumatólogo es a tiempo para corregir una leve lesión de ligamentos que se puede curar en varias semanas o meses. Es importante acudir al médico para prevenir el desarrollo del espolón calcáneo y corregir en fases tempranas, ya que puede ser un cuadro difícil de tratar.

Tratamiento del espolón calcáneo

Durante el proceso de la enfermedad es importante utilizar un calzado almohadillado adecuado y prestar especial atención a los cuidados del pie. Puede usarse una talonera de silicona o de hidrogeles para aliviar la tensión a nivel del pie. Durante la recuperación se recomienda reducir la actividad y mantener el talón en reposo.

Para calmar las fases inflamatorias se administran fármacos antiinflamatorios y analgésicos como el parecetamol, el enantyum, el ibuprofeno o la indometacina. En algunos casos se han utilizado inyecciones de corticoides que alivian el dolor de manera temporal. Hay que ser muy cauteloso con las infiltraciones de corticoides ya que pueden empeorar el problema. El tratamiento quirúrgico se aconseja como última opción por ser una decisión muy discutida entre los especialistas, debido a que no esta claro que ofrezca resultados efectivos.

Resumen
Espolón calcáneo: Síntomas y tratamiento
Título
Espolón calcáneo: Síntomas y tratamiento
Descripción
El espolón calcáneo se localiza en el talón. Es un endurecimiento situado en la superficie del hueso calcáneo. El principal síntoma del espolón calcáneo es el dolor y suele ocasionarlo el uso de calzado inadecuado o malas posturas al estar de pie. Es preferible prevenirlo ya que el tratamiento es complicado
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…