Blog Traumatología
Cita Online

Fractura de los dedos de la mano

fractura de los dedos de la mano
Clínica Martín Gómez - Traumatólogos
Clínica Martín Gómez - Traumatólogos

Clínica de traumatología en Granada

Los huesos de la mano son los que  nos permiten realizar muchas funciones en nuestro día a día, como agarrar una pelota o manipular un objeto pequeño. Cuando se produce una fractura de los dedos de la mano, la mano podría no ser completamente funcional, por lo que es una de las lesiones de mano más preocupantes. Sin el tratamiento correcto, el dedo fracturado puede permanecer rígido y doloroso durante un periodo de tiempo bastante largo.

Anatomía de la mano

La mano está compuesta por 27 huesos:

  • Huesos del carpo: son ocho huesos, que forman parte de la articulación de la muñeca
  • Huesos del metacarpo: son cinco huesos, que dan forma a la palma de su mano.
  • Falanges: son 14 huesos, que forman los dedos.

Las fracturas del metacarpiano del dedo meñique es la más frecuente, representando aproximadamente un tercio de todas las fracturas de las manos en adultos. Otra de las fracturas más habituales es la fractura de escafoides.

Causas

La mayoría de las fracturas de los dedos se producen intentando proteger el cuerpo de algún golpe o caída. Con frecuencia, los dedos son la primera parte del cuerpo que entra en contacto con una pared o con el suelo, que puede ser el detonante de la lesión. Las fracturas de los dedos de la mano también se producen como resultado de lesiones por aplastamiento. Además, las fracturas pueden ocurrir como resultado de lesiones rotatorias o de torsión, cuando se fuerza su movimiento más allá de lo que permite.

Las causas de fractura más habituales son:

  • Un golpe en los dedos con una puerta o un objeto que los aplasta
  • Al intentar detener una caída con la mano
  • Al golpear algún objeto
  • Cuando se cae encima de la mano
  • Trabajar con alguna herramienta cortante, como puede ser una sierra

Síntomas de la fractura de los dedos de la mano

Cuando se produce la fractura de un dedo los síntomas más claros son:

  • Dolor en el dedo
  • Inflamación de la zona fracturada
  • Se puede poner morado el lugar fracturado
  • Imposibilidad para mover completamente el dedo lesionado
  • Deformidad en el dedo

Cómo diagnosticar la fractura de un dedo

Lo normal es que el especialista pregunte sobre cómo sufrió la lesión y haga una valoración de la movilidad de todos los dedos de la mano. Antes posibles dudas  ordenar radiografías de ambas manos para comparar el dedo lesionado con el dedo no lesionado en la otra mano y valorar la presencia de alguna fractura.

Si un personas presenta síntomas de un dedo roto, es probable que se solicite una radiografía para determinar si hay una fractura. No todas las fracturas se muestran bien en una sola radiografía, por lo que puede ser necesario realizar varias radiografías en diferentes orientaciones si el diagnóstico no está claro. Esto puede suceder cuando el dedo está muy inflamado, dificultando la prueba.

El examen del dedo lesionado es muy útil para guiar el tratamiento: puede ayudar a determinar si hay acortamiento o rotación del dedo como resultado de la lesión y puede ser útil para asegurar que no haya daño en el tendón u otra lesión que pueda alterar las recomendaciones de tratamiento.

El tratamiento de las fracturas de los dedos depende de varios factores que se establecen durante el diagnóstico:

  • ¿Está involucrada alguna de las articulaciones del dedo?
  • ¿La fractura es “estable” o “inestable”?
  • ¿Aparece deformidad del dedo?

Tratamiento

Tratamiento conservador

El traumatólogo intentará reducir la fractura, tratando de restituir la anatomía normal de su mano, generalmente sin cirugía. Es normal que el paciente necesite una férula o yeso para mantener el dedo inmóvil y protegerlo de lesiones adicionales mientras se cura.

En ocasiones el especialista puede inmovilizar su dedo fracturado junto con los dedos adyacentes, esto para proporcionar apoyo adicional. El médico suele comentar cuánto tiempo se debe utilizar la férula. Lo habitual es que la férula para un dedo fracturado se use durante unas 3 semanas. Es posible que necesite radiografías adicionales durante este tiempo para poder monitorear el proceso de curación del dedo.

Tratamiento quirúrgico

Dependiendo del tipo y la gravedad de la fractura, es posible que necesite cirugía para recuperar la anatomía del dedo. Son cirugías sencillas, siempre que no haya ninguna otra estructura dañada que complique el procedimiento.

Rehabilitación del dedo

Se puede empezar a usar la mano de nuevo tan pronto como el médico lo determine. Hacer ejercicios de rehabilitación simples todos los días va a ayudar a reducir la rigidez e hinchazón del dedo. Es posible que se necesite sesiones de fisioterapeuta para ayudar en estos ejercicios y acortar los plazos de recuperación.

Resumen
Fractura de los dedos de la mano
Título
Fractura de los dedos de la mano
Descripción
La mano es una zona sensible del cuerpo y en especial los dedos. Por ello, la fractura de los dedos de la mano es una lesión importante
Autor
Editor
Clínica Martín Gómez Traumatólogos
Logo
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir el chat