Artroplastia: ¿Me opero?

Clinica Martin GomezLesiones articulares

Artroplastia: ¿Me opero?

¿Tienes dudas sobre qué es una Artroplastia y no sabes si operarte? Si has llegado hasta aquí te recomendamos seguir leyendo. Los mejores profesionales daremos respuesta a todas las preguntas que inundan tu cabeza, como: qué es, para qué, tipos, beneficios, posibles riesgos y qué ocurre después de la operación. Clínica Martín Gómez espera poder aclarar tus dudas con el testimonio de un paciente de artroscopia total de cadera y la información que te facilitamos en este artículo.

Testimonio

artroplastia cadera

“ Me encontraba con muchas dudas antes de decidirme por la artroscopia total de cadera. Sentía pánico al imaginar que mis limitaciones y dolor pudieran no cambiar o incluso empeorar después de la operación. Mis problemas de cadera me hacían sentir mucho dolor al caminar, sentarme y durante la actividad sexual, influían en mi día a día. Por lo que, una mañana solicite una cita en Martín Gómez Traumatólogos para que me ayudaran a resolver todas las preguntas que días anteriores había estado escribiendo en un papel, como:

¿Cómo puedo saber si la artroplastia me va a ayudar?¿Hay algún peligro en esperar?¿Soy demasiado joven o demasiado viejo para la artroplastia de rodilla?¿Qué más se puede hacer para la artritis de rodilla, además de la cirugía?¿Qué tipo me beneficiaría?¿Cuánto cuesta la artroplastia de rodilla?¿El seguro cubrirá todos los costos o solo algunos?¿Hay alguna diferencia en a qué hospital ir?¿Hay algo que pueda hacer antes de la cirugía para que sea más efectiva para mí?¿Cómo puedo preparar mi casa incluso antes de ir al hospital?¿Cuáles son los riesgos o complicaciones de la cirugía?¿Cómo será la cirugía?¿Debo dejar de tomar algún medicamento antes de la cirugía?¿Qué debo hacer la noche antes de mi cirugía?…

Me facilitaron muchísimo la decisión, personalizaron mi caso y aclararon cada una de mis dudas. Entonces, lo tuve claro. La operación fue un éxito. Esta operación no ha impedido seguir con mi rutina diaria. En realidad, me ha cambiado la vida, estoy muy contenta.”

¿Qué es una artroplastia?

Es una operación quirúrgica que tiene como objetivo la reconstrucción de una articulación destruida o anquilosada, las cuales están formadas por hueso y cartílago, mediante la incorporación por una articulación artificial realizadas a base de metales como cromo, cobalto y titanio; y plásticos, polietilenos de alta densidad. La extracción de la articulación dañada y su sustitución ayudan a recuperar la función y suprimir el dolor. Las intervenciones más habituales que se realizan en las extremidades superiores son las de hombro y codo, y en las inferiores, las de cadera y rodilla.

Cuál es su origen

Las primeras artroplastias se realizaron en Europa durante los años 30 y en EEUU durante los 60 y 70 del SXX. A pesar de ser una intervención con tantas años de abordaje, hoy en día aún podemos seguir hablando de ser una técnica compleja, realizándose estudios exhaustivos  sobre como mejorar tanto la técnica como las prótesis, siendo los resultados muy buenos y cumplen con los objetivos.

Tipos de artroplastia

Según la articulación que vaya a ser sustituida, el deterioro, la situación de la articulación y las características del paciente existen diversos tipos:

Artroplastia de cadera: Se diferencian 3 tipos según el uso de cemento o no:

  • Cementada: Los componentes se fijan utilizando metil metacrilato (Cemento quirúrgico). Es recomendada para pacientes de avanzada edad.
  • No Cementada: El implante se adhiere directamente al hueso. Esta operación se recomienda a adultos-jóvenes con buena densidad ósea.
  • Híbrida: En este tipo, solo se coloca cemento a uno de los dos componentes de la prótesis, generalmente al que va aferrado al fémur. Suele hacerse a personas mayores.

Artroplastia de Rodilla. Se basa en cambiar la rodilla enferma  por un sistema metálico, sustituyendo las partes dañadas por una parte metálica y mecánica. 

artroplastia rodilla

  • Artroplastia total de Rodilla. Se sustituye por completo la articulación dañada por una prótesis. Ambas partes de la rodilla artificial irán fijadas a los huesos, al fémur y la tibia respectivamente, siendo utilizado cemento óseo para pegarlos.
  • Artroplastia parcial de Rodilla. Se sustituye parte de la rodilla dañada por un implante hecho de plástico y metal, el cual se fija  con cemento quirúrgico.

Artroplastia de hombro. Esta técnica es la sustitución de la articulación del hombro. Se realiza en pacientes con fracturas complejas, artritis inflamatorias, necrosis en la cabeza humeral y procesos tumorales.

artroplastia hombro

Artroplastia de codo. Está dirigido a personas con enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide. Se reemplazan los huesos de la articulación por piezas artificiales. Tiene dos partes que van cementadas tanto al húmero como al cubito, conectadas por una bisagra que permite la movilidad de la articulación.

Artroplastia de tobillo. Esta es la sustitución de la articulación del tobillo por una prótesis artificial. Se desconecta la tibia y el peroné del astrágalo (hueso principal del pie), retirándose las partes dañadas de los huesos. Tras ello, se fija la articulación artificial y se vuelven a conectar ambas partes.

Para qué una artroplastia

Los beneficios son la razón más común para decidir someterse a la operación. Poder combatir el dolor de la artritis grave que limita las actividades. Su traumatólogo le recomendara realizarse cuando:

  • El dolor no te deja dormir y realizar las actividades de tu rutina diaria.
  • Dependes de otras personas y/o el uso de baston o andador para caminar.
  • Has probados diferentes tratamientos pero el dolor no ha mejorado.
  • Entiendes la cirugía y lo que implica la recuperación.

Algunas personas prefieren a aceptar los límites que su dolor de rodilla o de cadera les impone y deciden esperar hasta que los problemas sean graves. Otras querrán someterse a esta intervención con el fin de continuar con los deportes y otras actividades que disfrutan.

Por lo general, las artroplastias de cadera y de rodilla se hacen en personas mayores de 60 años y más; sin embargo, muchas personas que se someten a esta cirugía son más jóvenes. Cuando se lleva a cabo en la cadera o en rodilla, la nueva articulación puede desgastarse con el tiempo, lo cual es más probable que ocurra en personas con estilos de vida más activos o en aquellas que probablemente van a vivir por más tiempo después de la cirugía. Es importante saber que, si con el tiempo necesitaras una segunda operación, seguramente no funcione tan bien como la primera.

Riesgos de postergar

En la mayoría de los casos de rodilla y cadera son procedimientos con éxito, y las personas que se operan buscan aliviar el dolor y no por alguna razón médica de emergencia. En la mayoría de los casos, demorar la cirugía no debe hacer que la artroplastia sea menos efectiva si decides someterte a ella en el futuro. En ciertos casos, el traumatólogo puede aconsejar realizar la operación cuanto antes por verse afectada algunas otras partes del cuerpo.

Además, si el dolor te impide realizar movimientos de manera normal, los músculos alrededor de la articulación pueden volverse más débiles y los huesos más delgados. Esto puede afectar el tiempo de recuperación si se posterga la cirugía.

Características para no aconsejar la artroplastia

El médico desaconsejaría realizar esta intervención si el paciente presentara alguna de las siguientes características:

  • Obesidad.
  • Cuádriceps débiles.
  • Piel enferma alrededor de la articulación.
  • Infección previa de rodilla o de cadera.
  • Cirugía o lesiones anteriores que impidan una artroplastia con buenos resultados.
  • Problemas cardíacos o pulmonares.
  • Otros problemas de salud que posiblemente no permitan recuperarse bien.
Resumen
Artroplastia: ¿Me opero?
Título
Artroplastia: ¿Me opero?
Descripción
Una artroplastia tiene como objetivo la reconstrucción de una articulación destruida o anquilosada. La extracción de la articulación dañada y sustitución.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting