Qué es la meniscectomía

Clinica Martin GomezRodilla

Qué es la meniscectomía

Las roturas de menisco son bastante frecuentes y hay muchas maneras de tratarlas en función de muchos factores. Una de las técnicas más usadas es la meniscectomía. Para explicar en qué consiste, hemos escrito este artículo, donde además contamos sus ventajas e inconvenientes.

Qué es la meniscectomía

La llegada de la cirugía mínimamente invasiva a la traumatología, ha permitido remover y estabilizar la lesión del menisco de manera mucho más eficiente y acortar los plazos de recuperación de los pacientes.

Los meniscos son dos estructuras de fibrocartílago con forma de gajo de mandarina que están en el interior de la rodilla, en el hueco entre fémur y la tibia. Son de gran importancia para el funcionamiento de la rodilla, ya que absorben el impacto, actuando como amortiguadores.

Los síntomas de una lesión meniscal son el dolor y la inflamación se mantienen molestias de manera permanente, aunque puede variar la intensidad. Si no se trata de manera adecuada, la lesión se puede agravar y generarse un mayor daño.

La meniscectomía es una cirugía mínimamente invasiva para remover y estabilizar la lesión del menisco. Consiste en la retirada del tejido desgarrado de un menisco roto para quitar los dolores y desbloquear la articulación. Esta técnica se hace mediante una artroscopia de rodilla, por lo que la recuperación es rápida.

Cómo se hace

Este tipo de intervención quirúrgica va a depender del tamaño y la ubicación del desgarro, la edad del paciente y su nivel de actividad. Para estas operaciones, los cirujanos ortopédicos la hacen mediante una artroscopia, que además permiten examinar el interior de una articulación.

A través de pequeñas incisiones se introduce un tubo delgado que contiene una cámara en su extremo. Por otra de las incisiones se introducen los instrumentos quirúrgicos. La cirugía artroscópica limita el daño a la rodilla de la cirugía y facilita la recuperación más rápidamente. No todo los desgarros se puede tratar con esta técnica y requieren de métodos más complejos.

En una meniscectomía total, se extrae todo el menisco. En una meniscectomía parcial, el traumatólogo extrae solo la parte del menisco que está lesionada. Se extraen los fragmentos que se han desprendido, y los bordes restantes del menisco se alisan para que no tengan bordes raídos.

Lo normal es que se hagan con anestesia general o local. La meniscectomía artroscópica parcial se hace con más frecuencia en un centro quirúrgico ambulatorio, por lo que incluso se puede llegar a salir del hospital en el mismo día de la intervención.

Cómo es la recuperación

La rehabilitación varía en función de la gravedad de la lesión, el tipo de cirugía, la habilidad del cirujano y la edad, y estado de salud del paciente. A pesara de esa variabilidad, todos suelen seguir un período de descanso, otro de caminata y uno de ejercicios específicos.

La mayoría de los pacientes que se someten a una meniscectomía artroscópica pueden cargar peso en la rodilla uno o dos días después de la cirugía y pueden volver a la actividad total al cabo de 2 a 4 semanas. Los plazos dependerán del tipo y el alcance de la operación y de su éxito en la rehabilitación.

Cuándo se hace

Para tomar la de decisión de extraer la totalidad o parte del menisco se tendrá en cuenta la ubicación, el tamaño de la lesión, el patrón del desgarro y la estabilidad del desgarro, así como también el estado de todo el menisco. el traumatólogo también considerará el estado de la rodilla, la edad y cualquier degeneración relacionada.

Si un desgarro de menisco está causando dolor o hinchazón, probablemente significa que es necesario extraer fragmentos desgarrados del menisco y que los bordes deben ser alisados quirúrgicamente para dejar liso el resto del menisco. El especialista tratará de conservar lo más posible del tejido meniscal para prevenir degeneración a largo plazo de su rodilla y permitirle volver completamente a sus actividades.

Beneficios

Extraer el menisco completo generalmente reduce algunos síntomas. Pero perder el menisco reduce la absorción de impacto en la articulación y su estabilidad. La mayoría de las personas, especialmente si son jóvenes o activas, no quedan satisfechas con una meniscectomía total. Es por esto que los traumatólogos tratan de extirpar el mínimo posible de menisco.

Diferentes estudios, han demostrado que de un 78% a un 88% de las personas obtienen buenos resultados de la meniscectomía parcial. Esto significa que de 78 a 88 de cada 100 personas que se hacen la cirugía tienen síntomas reducidos y pueden regresar a la mayoría de sus actividades.

Peligros

La meniscectomía suele ser bien tolerada y generalmente no hay complicaciones asociadas. Hay una relación directa entre la cantidad de tejido meniscal que se extrae quirúrgicamente y la distribución de carga en toda la rodilla. Si se extrae más tejido, la rodilla es menos capaz de sostener la carga de caminar, correr o de otras actividades. Con una distribución de carga desigual, puede ocurrir degeneración de la articulación de la rodilla más rápidamente que con un menisco intacto.

Resumen
Qué es la meniscectomía
Título
Qué es la meniscectomía
Descripción
El tratamiento de un menisco roto se puede hacer con muchas técnicas. Una de ellas es la meniscectomia. Descubre qué es, sus ventajas e inconvenientes
Autor