Por qué aparece el dolor de cadera al andar

Clinica Martin GomezCadera

dolor de cadera al andar

Dentro del gran número de pacientes que vemos cada día en nuestra clínica, una cantidad importante presenta dolor de cadera al andar. Se trata de una lesión relativamente habitual que puede tener sus causas en múltiples factores. En el artículo de esta semana vamos a hablar sobre cuáles pueden ser las causas  de las lesiones de cadera que están provocando el dolor.

Principales causas del dolor de cadera al andar

La cadera es una de las articulaciones que tiene que aguantar más peso. Lo normal es que funcione correctamente, y podamos andar, sentarnos y hacer giros sin dolor. Para que el movimiento se pueda producir, existe un complejo entramado de huesos, cartílago, músculos, ligamentos y tendones, que trabajan en perfecta sincronía.

La articulación de la cadera es muy estable y está formada por: una esfera (cabeza femoral) ubicada en la parte superior del fémur y que encaja en una cavidad redondeada en la pelvis (acetábulo). Los ligamentos se encargan de formar una cápsula para conectar la esfera con la cavidad y a la vez sujetar los huesos.

También están los cartílagos que amortiguan el impacto de los huesos y facilitan que la esfera rote más fácilmente en la cavidad. La zona entorno al hueso es por donde se deslizan los músculos y tendones está protegida por sacos con líquido. La cápsula que recubre la articulación también tiene un revestimiento (membrana sinovial) que segrega un líquido transparente denominado líquido sinovial. Este líquido lubrica la articulación, reduciendo la fricción y facilitando el movimiento.

Las lesiones que pueden causar dolor de cadera al andar son variadas que pueden ir desde el deterioro del hueso, irritación de las bolsas o desgaste del cartílago. La causa más habitual es la artrosis. Otras causas del dolor en la cadera son artritis reumatoide, osteoporosis, necrosis de cadera, traumatismos, infección y tumores óseos.

Artrosis

La primera causa del dolor en la cadera al andar es la artrosis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones debido al desgaste del cartílago articular. Cuando el cartílago se desgasta, ya no hay amortiguación, generándose fricción entre los huesos de la articulación, algo que es muy doloroso. El dolor no solo aparece al andar sino también al sentarse o incluso al tumbarse para dormir.

Hay una serie de factores que ayudan a la aparición de esta enfermedad como: la edad, el sobrepeso, otras lesiones articulares y una predisposición genética. Aunque no hay un tratamiento que cure esta lesión, si que se puede ralentizar el proceso o para prevenir daños adicionales en la cadera.

Artritis reumatoide

Se trata de la inflamación de la membrana sinovial que es la que recubre la articulación. Al inflamarse se liberan sustancias químicas que engrosan la membrana sinovial, dañando el cartílago y el hueso de la cadera. La inflamación es la que provoca el dolor cuando andamos.

Necrosis de cadera

Una de las lesiones más graves de cadera es la necrosis avascular, también llamada osteonecrosis. Se produce una interrupción del riego sanguíneo en la zona de la esfera del fémur, provocando que el hueso se empiece a atrofiar. la principal consecuencia es que el cartílago se comienza  a deteriorar, causando entre otros síntomas dolor al caminar.

Fractura de cadera

Hay factores de riesgo que aumenta la posibilidad de sufrir una fractura de cadera como la edad, algunas enfermedades y ser mujer. A partir de los 50 años, las probabilidades crecen significativamente y se van duplicando cada 5-6 años desde ese momento.

El principal motivo de las fracturas de cadera son las caídas, casi un 90%. Del mismo modo, las mujeres tienen entre 2 y 3 veces más posibilidades de sufrirla que los hombres.

Osteoporosis

Los huesos que conforman la cadera son un tejido vivo que el cuerpo humano absorbe continuamente para ir sustituyéndolo. Cuando el hueso deja de sustituirse a la misma velocidad que se absorbe, va disminuyendo la densidad ósea o masa del hueso, dando lugar a un hueso poroso y mucho más frágil, en otras palabras, la osteoporosis. El debilitamiento que provoca la osteoporosis sobre el hueso, aumenta el riesgo de fractura.

Esto suele pasar en personas de edad avanzada, siendo más frecuente entre las mujeres. Se estima que la osteoporosis afecta a más de 200 millones de mujeres en todo el mundo. Las posibilidades de sufrir una fractura de un hueso con osteoporosis cuando nos caemos son espectaculares.

La parte positiva de la osteoporosis es que se puede tratar para ponerle solución. Esta enfermedad suele empeorar con los años, por lo que el tratamiento consiste en una estrategia y puede ir variando con el tiempo. En algunos pacientes, los tratamientos no quirúrgicos son muy efectivos. Entre estos tratamientos para aliviar el dolor al andar están el cambio en el estilo de vida, la medicación y ayudas de marcha.

Para otros pacientes,  es necesario aplicar una intervención quirúrgica, donde corregir la alineación de los huesos mediante osteotomía para restablecer la función normal. La artroplastia de cadera puede ser la única solución a largo plazo para muchos de los paciente.

Como se puede ver, el dolor de cadera al andar puede aparecer por múltiples causas, y sus tratamientos son también muy distintos. Por eso es bueno, acudir a un especialista para empezar el tratamiento cuanto antes y que no lesión no se agrave. En muchos casos el tiempo es un factor importante para que desaparezca el dolor.

Resumen
Por qué aparece el dolor de cadera al andar
Título
Por qué aparece el dolor de cadera al andar
Descripción
Son muchas las personas que sufren dolor de cadera al andar pero ¿por qué se producen estas molestias? Explicamos las principales lesiones
Autor
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…