Recuperación de la lesión de abductores y aductores

Clinica Martin GomezCadera, Lesión deportiva

lesión de abductores

En el mundo del deporte, y en especial en el fútbol, es muy frecuente la lesión de abductores. En este artículo, primero vamos a ver la diferencia que hay entre el movimiento abductor y aductor, qué músculos lo componen, qué lesiones son las más frecuentes y cómo es la recuperación de estas lesiones.

Los músculos abductores y aductores

Los abductores y aductores son músculos que se encuentran en la cadera, que se encargan de dos tipos de movimientos, de donde provienen sus nombres: los aductores realizan movimientos de aducción y los abductores realizan movimientos de abducción. Hace referencia a los movimientos de acercamiento de miembros del cuerpo respecto al plano sagital o línea media del cuerpo (aducción) y los movimientos laterales de alejamiento (abducción).

Movimientos de abducción y aducción

La abducción y aducción son dos movimientos opuestos que se hacen en el plano frontal. Se trata del plano que divide el cuerpo en la mitad anterior o delantera y la mitad la posterior o trasera. Los movimientos sobre ese eje se describen comúnmente como laterales:

  • La abducción es el movimiento que aleja una parte del cuerpo de la línea media del cuerpo o plano sagital.
  • La aducción es el movimiento que acerca una parte del cuerpo al plano sagital.

Los músculos abductores y aductores son músculos antagonistas, ya que se encargan de movimientos opuestos. Por ejemplo, levantar la pierna lateralmente alejando el pie del cuerpo sería un movimiento de abducción realizado por músculos abductores. El movimiento contrario sería una aducción y los músculos implicados serían músculos aductores.

Los abductores y aductores de la cadera

Los abductores de la cadera son los músculos que realizan el movimiento de elevación lateral de la pierna o separación de las piernas. Los aductores serían los músculos antagonistas, es decir, los que cierran las piernas y aproximan el muslo a la línea media del cuerpo.

Son varios los músculos que permiten estos movimientos. Los más importantes son:

  • Glúteo mayor: Es el principal músculo extensor de la cadera. Es el más grande, superficial y visible de los glúteos. Además es el que permite estar en posición recta.

glúteo mayor, medio y menor

  • Glúteo medio: Se encuentra debajo del glúteo mayor. Empieza en el borde externo de la cresta ilíaca, espina ilíaca anterior superior, fosa ilíaca externa y aponeurosis glútea. Se inserta por debajo en la cara externa del trocánter mayor. Es el principal músculo abductor de la cadera, es decir, llevando el muslo hacia afuera. También tiene mucha importancia en la estabilidad de la pelvis.
  • Glúteo menor: Es un músculo mucho más pequeño, profundo y menos potente. Actúa en la separación de la pierna de la cadera, pero es mucho más débil. Está situado por delante y por dentro del glúteo medio.
  • Músculo piramidal: Es un músculo que está situado en la parte profunda de la región glútea. Es de forma aplanada y triangular de vértice externo. Por dentro se origina en la cara lateral del hueso sacro y ligamento sacrociático mayor, se inserta en el borde superior del trocánter mayor.
  • Sartorio: Es el músculo más largo de todo el cuerpo humano. Es similar a una banda y se encuentra en la región anterior del muslo. Se origina en la espina ilíaca anterosuperior y se desplaza en el eje superior de la tibia. El sartorio cruza dos articulaciones: la cadera y la rodilla. Su función es doblar las piernas en una posición con las piernas cruzadas.
  • Tensor de la fascia lata: Es un músculo pequeño que se encuentra en la parte externa de la cadera y se inserta en la banda iliotibial.

Lesión de abductores y aductores

Se estima que el 30% de las lesiones que sufren los deportistas son lesiones musculares, aunque no debemos olvidar que cualquier persona puede tener una lesión si somete a sus músculos a un esfuerzo al que no está adecuado o sin un buen calentamiento previo. Las lesiones más frecuentes en los músculos son calambres musculares, contusiones, elongaciones musculares y roturas fibrilares, ya sean parciales o totales.

Para poder hacer el diagnóstico de la lesión se necesita hacer una exploración física y pruebas de imagen para saber si se trata de una contractura, microrrotura o una rotura muscular. Lo normal es que en el momento de la lesión se sienta una punzada, golpe o algo parecido a una pedrada. El periodo óptimo para realizar el diagnóstico es entre las 12 y 24 horas tras la lesión.

Las lesiones de abductores y aductores más frecuentes son:

Distensión del abductor

También se conoce como distensión inguinal, y se produce en la pelvis, ingle y cadera, como consecuencia de un movimiento violento de la cadera. Los principales síntomas son un dolor intenso y un hematoma. El tratamiento varia en función de la lesión, pero lo normal es pasar un periodo de reposo, aplicar hielo en la zona, compresión del área y elevación de la extremidad.

Distensión del músculo iliopsoas

Es el resultado de una flexión violenta de la cadera contra resistencia. Los síntomas son un dolor, un hematoma, pérdida de sensibilidad y debilidad en el cuádriceps. Una rehabilitación adecuada nos dará un mejor pronóstico y acortará los plazos de recuperación.

Distensión del músculo recto abdominal

Provoca un dolor intenso, hematoma e incluso edema. Es el más habitual en deportes como el fútbol, tenis, remo o halterofilia. La rehabilitación es muy importante para no sufrir recaídas.

Luxación de cadera

Es la pérdida de la relación articular normal entre la superficie de la articulación del fémur y la pelvis causadas normalmente por un accidente de tráfico o laborales en los que la cadera sufre un golpe brusco. La tonificación muscular y los estiramientos deben ser supervisados por un especialista, ya sea un fisioterapeuta o un traumatólogo.

Rotura de abductores

Una rotura en el músculo aductor medio puede ser de dos clases: parcial o total. Si la rotura es parcial será de grado 1, y no es más que una simple rotura de fibras. Se sitúa normalmente en la inserción del músculo en el hueso fémur o en el pubis. Las roturas parciales de grado 2 o 3 se suelen localizar en el propio músculo, aunque en menor medida también en su origen pubiano.

Lesiones agudas del muslo

Es causado por una contusión o estiramiento más allá del límite de tolerancia del músculo. Dentro de esta categoría, las lesiones más comunes son: contusión del muslo, distensión de los isquiotibiales y desgarro de cuádriceps.

El tratamiento para estas lesiones será crioterapia y compresión con artículos ortopédicos que protejan la zona y la sitúen en descarga. Estos artículos favorecen una movilización y funcionalidad precoz, que son claves para la regeneración de la zona dañada.

Esperamos que esta guía sobre la lesión de abductores y aductores sirva para despejar las dudas. Si no es así pueden ponerse en contacto con nuestros traumatólogos en nuestra clínica en Granada.

Resumen
Recuperación de la lesión de abductores y aductores
Título
Recuperación de la lesión de abductores y aductores
Descripción
Una de las lesiones más frecuentes entre los deportistas, y en especial entre los futbolistas, es la lesión de abductores. Tratamos de arrojar luz sobre los músculos de los abductores y cuál es plazo de recuperación de la lesión de abductor.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…