Lesión de isquiotibiales

Clinica Martin GomezLesión deportiva, Lesiones musculares

musculatura isquiotibial

Anatomía de los Músculos Isquiotibiales

La musculatura isquiotibial es un conjunto de músculos localizados en la parte posterior de la pierna, se inician en uno de los huesos de la cadera e insertan en la tibia y peroné. Los isquiotibiales son el grupo muscular de la parte posterior del muslo y aunque forman parte de la parte inferior de nuestro cuerpo, la musculatura isquiotibial presenta el mismo problemas que toda la musculatura posterior; la mayoría de los movimientos se realizan con la parte anterior, por lo que la musculatura de la parte trasera tiende a atrofiarse, creando la lesión de isquiotibiales.

El conjunto de músculos isquiotibilaes principales son tres: el bíceps femoral situado en la parte externa, semitendinoso en la parte central del muslo, y semimembranoso en la parte interna. También se conocen con el nombre de  músculos de la corva.

La denominación del grupo muscular se debe al punto que inserta esos tres músculos: el isquion o tuberosidad isquiática es la inserción proximal  común a los tres, en la inserción distal, aunque sean diferentes, los tres comparten la tibia como punto final de sus trayectos. El bíceps femoral se inserta en la tuberosidad externa de la tibia y en la cabeza del peroné  y los del compartimento interno (semitendinoso y semimembranoso) en la tuberosidad interna de la tibia , el semitendinosos junto con el músculo recto interno  y el sartorio a través del tendón conocido como pata de ganso.

La función principal de los isquiotibiales es flexionar y rotar la rodilla, pero también son extensores de cadera ( llevar atrás el muslo respecto a la pelvis). El conjunto de músculos isquiotibiales trabajan la marcha, carrera, subir y bajar escaleras, saltos y cualquier actividad que implique desplazamientos. De base, tienen un pequeño “acortamiento” es decir, de forma natural, por lo que es importante realizar estiramiento tras actividades o ejercicio intenso.

Como decíamos, estos tres músculos (excepto la parte corta del bíceps) tienen una función importante sobre la cadera, ayudando al movimiento de extensión y también influyen en el movimiento de retroversión, movimiento que facilita la posición de la pelvis.

El bíceps femoral actúa como rotador externo de rodilla cuando la rodilla se encuentra flexionada. Es el único rotador externo de rodilla, mientras que existen varios músculos que realizan la rotación interna, función que realizan el semitendinoso y semimembranoso junto con otros músculos.

Lesiones de los músculos isquiotibiales

La lesiones más frecuentes en deportistas son las roturas en el bíceps femoral

Para proteger la musculatura de los isquiotibiales es importante entrenar y realizar los estiramientos adecuados tras el ejercicio. Entre las lesiones más comunes de los músculos isquiotibiales son la rotura fibrilar, las elongaciones musculares y la contractura muscular.

Causas de lesiones de isquios

Las causas más frecuentes de lesión de isquiotibiales están relacionadas con sus funciones principales, movimientos de extensión de cadera y flexión de rodilla. Es imprescindible tener en cuenta el tipo de deporte o actividad física que se práctica para valorar causas y prevalencia de la lesión en los músculos de la parte posterior del muslo. Si pensamos en fútbol podemos valorar que la rotura de músculos isquiosurales es una de las lesiones más comunes entre los jugadores.

El fútbol o cualquier deporte de velocidad puede desencadenar la lesión más frecuente de este grupo de músculos, la rotura de músculos isquiosurales (isquiotibiales y bíceps femoral). El proceso de rotura muscular ocurre sin necesidad de contacto, son momentos en los que se concentra una gran cantidad de fuerza que supera los límites soportables de los músculos isquiotibiales. Suele ocurrir durante la carrera, cuando hay fatiga y en movimiento en lo cuales no se golpea al balón, es decir, “patada al aire”. En ese momento el jugador suele notar un “pinchazo” en la zona de la rotura y dolor al estirar la rodilla o al flexionar la cadera con la rodilla estirada, también notará dificultad o dolor al doblar la rodilla contra resistencia y según el grado de rotura tendrá mayor o menor impotencia al caminar.

Los factores de riesgo de una lesión de rotura muscular puede ser:

  • El acortamiento muscular.
  • Debilidad muscular.
  • Fatiga y falta de coordinación de la contracción de los grupos musculares.
  • Lesión previa por falta de trabajo en la recuperación o incorporación al deporte.
  • Soportar un exceso de tensión sobre el nervio ciático puede producir un espasmo del conjunto de los músculos isquiotibiales.
  • Clima frío.
  • Peso corporal excesivo.
  • Deshidratación.

De toda la musculatura isquitibial, la parte más afectada es la del bíceps femoral. Es la región mas compleja en la que una alteración en la sincronización de la contracción muscular es bastante frecuente al tener sus dos porciones con distinta inervación.

Tratamiento de la lesión de isquiotibiales

Para la lesión de isquios y bíceps femoral se recomienda seguir un tratamiento conservador. La intervención quirúrgica no es muy frecuente. El tratamiento conservador se centra en factores como el acortamiento muscular de la cadena posterior, la tensión neural, la posición de las articulaciones implicadas y por supuesto la recuperación de la fuerza de la musculatura.

Se aconseja mantener reposo, elevar la extremidad dañada, colocar vendas elásticas de comprensión, aplicar hielo en la zona afectada e ingerir, si fuera necesario, medicamentos antiinflamatorios para reducir el dolor y la inflamación. Una vez superada la fase inicial y haya desaparecido el dolor, es importante realizar estiramientos, ejercicios para fortalecer y preparar la zona para prevenir futuras lesiones.

Consejos para prevenir la lesión de los músculos isquiotibiales

  • Mantener un peso adecuado.
  • Caminar con frecuencia para evitar estar sentado por más de una hora.
  • Realizar estiramientos para reducir el riesgo de dolores y lesiones lumbares.
  • Evitar los climas fríos.
  • Dedicar tiempo a los estiramientos antes y después de cualquier ejercicio.
  • Aplicar calor en los músculos isquiotibiales antes de realizar deporte.
  • Realizar estiramientos de isquiotibiales adecuados antes y después de ejercitarte:
    • Realiza el estiramiento de rodilla hacia el pecho.
    • Estiramientos de flexión de cadera.
    • Sentarse derecho, con las piernas estiradas hacia el frente.
    • Estiramiento de los cuádriceps
Resumen
Lesión de isquiotibiales
Título
Lesión de isquiotibiales
Descripción
La musculatura isquiotibial es un conjunto de músculos localizados en la parte posterior de la pierna. Los isquiotibiales son el grupo muscular de la parte posterior del muslo.La lesión de isquiotibiales es de la más frecuente en deportistas sobre todo las roturas en el bíceps femoral.
Autor
Editor
Braun Marketing & Consulting
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…